lunes, 30 de mayo de 2011

Dirigir

Es una figura clave. Dirige de forma magistral. Los periodistas le siguen por medio mundo alabando su trabajo. Es indiscutible que lo hace bien. Aprovecha cualquier momento o cualquier lugar para improvisar una rueda de prensa o una clase magistral sobre dirección. El teatro le debe mucho y cualquier actor desea e incluso tiene la necesidad de ser dirigido por él. Crea escuela con cada obra porque llega al límite -el suyo, el de los actores y el de los espectadores-.
Alguien le pregunta qué es dirigir. ¿Dirigir? mientras mira fijamente a los ojos de quién le ha formulado la pregunta. Mira al resto de los presentes para entender la situación del momento. Hay silencio en espera de una respuesta. Toma aire y mientras pasea detenidamente la vista a los que le rodean contesta. Dirigir es aprender. Es una actitud activa y dinámica contra el actor. Una provocación al actor. Un revulsivo. Meterse en el espíritu de quien va a actuar y explicarle lo que se espera de él. En el teatro no hay efectos especiales. O lo pone el actor o no lo pone nadie. Dirigir es manipular la voluntad del actor de forma consciente para que actue según se espera que lo haga. Dirigir es guiar la evolución del artista sobre el escenario. Solamente sobre el escenario. Manipular sus genes para que actue según requiere el guión. Dirigir es insinuar el camino. Abrir puertas. Poner barandillas. Encender la luz en determinados puntos del camiono. Dirigir es apostar por el actor.
La idea original que el autor de la obra quiere transmitir es sagrada. El espectador tiene derecho a percibirla tal cual y entenderla. La responsabilidad de todo esto recae en el director. Dirigir es conocer al autor, conocer al actor, conocer la obra, conocer al público y saber conjuntar todo esto para conseguir el equilibrio necesario para la belleza escénica. Dirigir es impactar. Conseguir que el público salga con la carne de gallina porque el actor trabaja con los pelos de punta. Dirigir es trasmitir emotividad a todos, porque al público tambien se le dirige. Dirigir es conseguir que el subconsciente del actor piense y actue como el de la obra. No representa, és. Dirigir es conseguir que el espectador se emocione. Que ría y que llore, pero que nunca se muestre indiferente.
Dirigir es que el actor sienta vértigo en los primeros ensayos y que el espectador lo sienta cuando ve la obra. Gracias maestro. Salud y mucha mierda.

3 comentarios:

  1. ... esta molt xulo xro qui va dir tot aixo? es cualqu famos? weno explica-ho en se proxima entrada ok?

    ResponderEliminar
  2. Cuando tienes una historia te buscas un prota y si tienes un prota le buscas una historia. Esto es narrativa corta. Ensayo. Reflexión y escritura. Relato. Qué se yo. Si quien lo dijo no era famoso seguramente lo llegará a ser

    ResponderEliminar
  3. Soy Alex. Menos mal que no comento enseguida. A mí también me la pegaste con esta entrada y quería preguntar quién era este lumbreras del teatro. Qué jodido eres. Me dijiste que en Junio tenías vacaciones; pues que las disfrutes.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.