lunes, 9 de diciembre de 2013

Poesía libre

Esta es mi palabra.
Libre y sencilla.
De corazón generoso.
De alma en apetito.
De poeta enamorado.
De mar en calma.
Y espuma en la orilla.
 
Palabra que no es muda.
Que ni turba ni espanta.
Palabra de poeta.
Que gime al viento.
Que mueve el aire.
Que busca fronteras.
Y las traspasa.
 
Palabra de buena mañana.
Tapada de escarcha.
Que anida en la soledad.
Porque se siente herida.
Que escucha y dice.
Una y otra vez con destreza.
Para que te llegue.
Palabra de poesía.
 
Palabras sin tristeza ni llanto.
De cuando la soledad es compañía.
Palabras esperanzadas.
Dichas con melodía.
Esta es mi palabra.
Libre y sencilla.
 
Palabras atormentadas.
Escritas en la niebla.
Una noche sosegada.
Con espinas de rosas.
Para que nadie las toque.
Simplemente las lea.
 
Palabras de gozo.
Acompañadas de vino.
Palabras que guardará el poeta.
Y que recitará cada día.
Hasta que se las lleve el olvido.