domingo, 4 de julio de 2010

Lo normal

El pasado sábado día 26 de Junio salía publicado, en un periódico local, un reportaje titulado "Abierto 24 h." dónde, de forma muy resumida, se analizaba anécdoticamente una guardia en Urgencias del Hospital Universitario Son Dureta. Había un hueco para una foto de mi espléndido careto -sin retocar- y un breve comentario del periodista de turno puesto en boca mía.
Pero no es de so de lo que quería hablar, sino del momento en que se hizo la foto. Llevábamos más de tres horas tratando un grán quemado -persona que tiene su cuerpo con quemaduras de tercer grado en un 70% o más de su cuerpo-. Esto, dicho así, puede no significar nada cuando en realidad significa que el paciente en cuestión se morirá en las primeras 24-48 horas. Es chungo. Resulta muy jodido meterte en una lucha sabiendo de antemano que vas a perder.
Se plantea, por tanto, uno de los problemas de normalidad que aparecen a lo largo de una guardia y que por su complejidad son de dificil solución. Todo el equipo opina, en privado, y todos llevan parte de razón -normal o natural- pero en el que sólo una persona tomará la decisión final por responsabilidad.
Lo natural es todo aquello que sigue una norma fijada de antemano, por lo que, lo natural tambien es lo normal. Esto no es fácil de asumir o entender porque lo normal o natural no siempre es del agrado de todos. Es algo subjetivo y por tanto sujeto a interpretaciones varia. Lo que para uno es normal o natural, para otro será justo todo lo contrario.
El protocolo dice que un grán quemado tiene que ser ubicado con carácter de urgencia -sin demora- en una unidad especializada que aquí no hay y que tenemos concertada con el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona. El protocolo está hecho a nivel nacional y cumplirlo es lo normal o natural. Si no lo vas a cumplir debes de consultarlo al jefe de la guardia médica para que lo apruebe y de el visto bueno. Los antecedentes dicen que esto no ocurre nunca y si recurres al juez, tampoco.
La familia, una vez informada, opinan que no ven con buenos ojos un traslado a la península para que muera allí y yo personalmente lo entiendo, pero no hacerlo no sería normal ni natural. El médico responsable del paciente manifiesta en privado su disconformidad y advierte que si fuera un familiar suyo no se trasladaría y le procuraría una muerte digna en Son Dureta. El curujano plástico mantiene que no hay nada que consultar nada con la familia. Que con la familia sólo se habla para informar, no para pedir opinión. Que simplemente hay que aplicar el protocolo, que es no normal, y punto. Que puestos a consultar habría que pedir a la familia con qué pomada quieren que lo curemos, qué analgésia quieren que le pongamos para quitarle el dolor o qué antibióticos le administramos para evitar o combatir la infección. Las cosas no funcionan así. El intensivista opina que hay que aplicar el protocolo pero que a un familiar suyo tampoco se le trasladaría. Añade que en la UCI no tiene un espacio cerrado para atenderle ni personal especializado para cuidarlo. Que el grán quemado se va a infectar antes de morirse y que el germen causante de la infección se propagará por toda la unidad, a otros pacientes, y que las consecuencias pueden ser catastróficas. Como está intubado y conectado a un respirador y monitorizado no se le puede trasladar a una planta y en urgencias no se puede quedar porque sería antinatural o no normal. Hasta nueve personas entre médicos y ATS del equipo de guardia opinan cosas diversas, pero lo cierto, Sito de Joferma, es que sólo hay una actitud normal o natural ante esta situación y es aplicar el protocolo y trasladarlo lo antes posible -no se nos muera por el camino- al Hospital Vall d'Hebron de Barcelona porque tienen el sitio especializado para atenderle con garantías de muerte digna y porque lo dice la norma y si ésta se aplica, la actuación será normal. Insisto que a casi nadie le parecía bien.
Al final el jefe de la guardia médica es requerída para poner paz. Se come el marrón y toma la decisión natural y normal que es traslado inmediato. Este era el segundo caso de grán quemado en una semana y los dos me tocaron en una guardia mía. En los dos hubo debate. En los dos casos se hizo el traslado cxorrespondiente, y en los dos casos el paciente falleció antes de las primeras 24 horas en Barcelona. Por desgracia esta discusión la volveré a tener con toda seguridad.
La norma esta hecha para cumplirala, nos guste o no. Sito de Joferma, espero haber solucionado tu dilema. Extrapola la situación que he comentado a la situación que más te guste y siempre llegarás a la misma solución. Salud.

2 comentarios:

  1. Creo que te estás autoreflejando en este escrito. Creo que deberías algo mas perseverante, quizás más didactico, no en tu forma de escribir, pero si en tus matices. Creo sr. Toni, antoñito para mi, que, deberías no afialr el lápiz, si no sencillamente sacarle punta al lápiz. Sacarle punta al lápiz es sacarle
    la verdad, sacarle le jugo que queda entre la piel u la carne, es apurar, no al máximo, pero sacarle lo que toca, antoñito...
    Te pedí que me dijeras el diferencial entre normal y no normal. Tu versión me complace, pero no me ha llenado, antoñito, no me ha llenado. No te preocupes, se que en Formenter Island's, estás muy pillado, entre tumbona, caña, Aina (que ya es mucho) y comer unas paellas que "vina a quí que te reventaré" no tendrás tiempo de responderme. Piensa que tienes una brecha abierta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me complace ver que has entendido el significado de normal y natural. Como puedes ver el problema no radica en lo que es normal o no sino en si a mi me gusta que sea normal o no. El problema real es subjetivo. Por desgracia no todo lo normal nos gusta. Así son las cosas. Salud.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.