jueves, 21 de julio de 2011

Malabares

Alguien ha manifestado que la literatura lleva gravitando sobre la humanidad desde que el mundo es mundo. No se por dónde empezar con esta frase ni se muy bien cómo interpretarla cuando, ahora mismo, hay todo un ejército de antropólogos y demás científicos del ramo desenterrando huesos, cerámicas, piedras y enseres para datar desde cuando el mundo es mundo o simplemente desde cuando el mundo existe. Otros intentan definir mundo y no se ponen de acuerdo. Estamos en este tipo de afirmaciones que provocan sofoco y le dejan a uno sin la capacidad de razonar. Ahora haría falta que alguien definiera literatura y saber cómo ha evolucionado desde que el mundo es mundo desde sus comienzos hasta la actualidad y desde que la literatura es literatura en el mundo desde que éste lo es. Suponiendo, claro, que el mundo siempre ha sido mundo y la literatura también, en este mundo. O no. Ahora mismo estoy tan liado que me he perdido y no se exactamente de qué escribo. Leer a algunos científicos despista y acojona al mismo tiempo.
Vamos a ver si nos aclaramos. Que dicen algunos científicos, a propósito de lo escrito en el párrafo anterior,  que la forma y el tamaño del cerebro determinan las capacidades cognitivas de una persona. El cerebro humano desde que el hombre es hombre y desde que el hombre está en el mundo cuando el mundo empezó a ser mundo ha ido cambiando su forma y su tamaño. Con esto, afirman, las capacidades han aumentado y las habilidades también a la par que los sentimientos. No hace falta haber estudiado nada de nada para comparar el Nehandertal y el hombre actual y ver que sus comportamientos son distintos. El hombre se ha modernizado y se ha globalizado. No se si es bueno o malo pero es distinto. Vive de forma diferente y con ciertas comodidades que le permiten los inventos útiles que ha desarrollado. No obstante todo lo dicho hasta ahora está por demostrar porque no podemos comparar cerebros. Se me antoja, por tanto, que estamos ante una afirmación gratuita y oportunista de algún científico que opta a algún premio.
Lo de la literatura me llama poderosamente la atención. Consideran los estudiosos del tema que los grabados en piedra a modo de dibujos indescifrables para nosotros es literatura. Que los jeroglíficos son literatura. Que las pinturas rupestres son literatura y muchas cosas más. Que a través de esto los primeros homínidos se comunicaban y se contaban historias que otros interpretaban. O sea que, desde que el mundo es mundo y desde que en el mundo existe el hombre también existe la literatura. Se lo han tomado en serio y ahora intentan descifrar los grabados, dibujos y otras artes plásticas para saber lo que se contaban entre ellos. Pura narrativa antigua, vaya. Me resulta fascinante pensar que podamos llegar a saberlo. Todo esto en su conjunto y de forma general ha sido bautizado por los científicos del ramo con el nombre de "encefalización". Es una palabra sugerente de muchas cosas. No me olvido de que siempre que aparece una norma aparece la excepción y la excepción a esta norma es el español universal que en este blog se le conoce como "el patriota". No es el único. Le han montado un club de faes y se reunen para decir tonteces que luego comentan en intereconomía tv. Y eso será, pues, desde que el mundo es mundo y desde que el hombre es hombre y desde que la literatura es literatura o algo similar que convendremos en llamar "basura". Por mucho que los científicos estudien, descubran y publiquen esto ya lo sabíamos porque el cerebro es una cosa y el cráneo otra y el cerebro sólo puede crecer y expandirse si el cráneo se lo permite. Salud.