sábado, 30 de julio de 2011

Julio

Hoy toca hacer balance. Terminamos Julio, mes típicamente veraniego, aunque no lo parezca porque el tiempo no acompaña. Hemos batido récord de entradas y de comentarios. Se han añadido seguidores nuevos, otros siguen en stand-by -se supone que están, no se si leen, pero no comentan- y otros simplemente han desaparecido como Sito de Joferma. Si alguien sabe de él que lo diga.
Hace año y pico que empezó la aventura literaria bloggera -con dos ges- y lo hice con un entusiasmo inicial que no ha decaído sino, bien al contrario, va a más. Nunca pense que este subgrupo literario casi abstracto llegara a tanto. Incluso creo que con moderado éxito. Se ha publicado prácticamente de todo analizando acontecimientos y criticando a los políticos y al clero. Creo que no se ha tocado el tema fútbol y el tema mujeres. Habrá que revisar este extremo porque no puede ser. O si. Vete a saber.
Ando enfrascado en seguir una telenovela. Me viene de pequeño. En casa se escuchaban por la radio en familia -ses rodalles- o mi madre y sus vecinas mientras remendaban. Luego, al terminar cada capítulo, se arriesgaban a aventurar lo que pasaría en el próximo capítulo. Llegaron las fotonovelas que pasaron sin pena ni gloria. Llegó "estudio uno" y fue la revolución. Obras maestras vistas en cinco días, en blanco y negro y con los mejores actores y directores del momento y unos decorados de película americana. Una gozada de la que guardo gratos recuerdos. Luego vinieron las series de las que destaco una, "crónicas de un pueblo". Estuvo en antena desde Agosto de 1971 a Febrero de 1974. Obra maestra dirigida por Antonio Mercero y con reparto, a partes iguales, de la boticaria, el maestro, el cartero, el cura, el camionero, el alguacil, el alcalde y el sargento de la guardia civil. Recibió un premio ondas al mejor programa cultural, un TP de oro y una antena de oro al programa más visto. Me jode muchísimo tener que reconocer que la idea original -y por tanto propietario intelectual- de dicha obra maestra fue del entonces vicepresidente del gobierno Almirante Carrero Blanco. Quería difundir las leyes fundamentales del régimen y lo consiguió emitiendo la serie en la única televisión y el único canal que en aquellos momentos había. La cuestión es que enganchó al público y a mí entre ellos. No se si tendrá algo que ver con el éxito de la serie pero debo recordar que el propietario intelectual fue el primer ser humano en conducir un coche volador. Estas son las series que tendrían que reponer en verano y no esos bodrios americanos que provocan vomitera e insomnio y que son los responsables de que se hayan disparado las ventas de orfidal.
Esta manía que tengo de hablar y no parar hace que se me vaya el santo al cielo porque yo quería hablar de una serie que me tiene enfrascado ahora mismo. El Secreto de Puente Viejo. Pequeño pueblo situado en alguna parte de la España oculta, en tiempos de Fernando XIII y cuando los picoletos todavía vestían traje de gala todo el año. Mujer terrateniente rica y mala al estilo madrastra Disney. Viuda, con hijos que no la soportan y tantos problemas como su maldad le puedan crear. El dueño del hostal y casa de comidas es tan bueno que los guionistas le han creado un tumor cerebral, lo han operado y me lo han dejado ciego. El médico, que se le supone serio y responsable, está de la olla y se pierde en su patología mental. Los Castañeda son una familia avenida y ejemplar que sobrevive a todo -de momento-. El cura apunta maneras de moderno y soluciona todos los problemas de los feligreses con una frase: "los caminos de dios son inexcrutables" y asunto rsuelto. Hipolitín pasa por ser el débil mental de la historia y al mismo tiempo resulta ser el más sensato y cuerdo aunque pelín patoso. El hijo del alcalde tiene un amor platónico con una mujer de las que no existen y que se pasa el día entre fogones y ayudando a quién sea a lo Sor Teresa de Calcuta. Quien se supone que es la protagonista es jóven, madre soltera, analfabeta y comadrona y, más tarde, esposa del médico psicópata.
En estos momentos la serie ha superado los ciento quince capítulos y se va haciendo cansina con un poco de más de lo mismo todas las tardes y que va camino de ser historia por falta de audiencia y ésta por falta de interés. Veremos en qué acaba. Empezaré agosto con Cervantes. Salud.

viernes, 29 de julio de 2011

Similitudes

Allá por mil doscientos y pico o mil trescientos -cien años más o menos- después de Jesucristo, claro, había personas que se encargaban de recoger los tributos de la plebe para disfrute del rey -que para eso era- y de los saprofitos y carroñeros que vivían a su alrededor. Llegaron a Mallorca y la emprendieron a ostias con los lugareños con la sana intención de que abandonaran el islam, a Abu Yahá y abrazaran el cristianismo para salvar sus almas. Pusieron tanto empeño en entrar en la ciudad amurallada que incluso utilizaron las cabezas de los de aquí, que ya habían pasado a mejor vida, para lanzarlas contra las puertas de la muralla y hacerse un hueco por donde entrar. Casi resulta romántico que entren así en tu casa. Una vez dentro los sometían para explicarles las bondades de su dios y se convirtieran con total convencimiento. Fue todo un detalle que en Jaume I tuvo con los mallorquines.  No existe forma humana de poder mostrar tanto agradecimiento. Si no hubiera sido por él y los siguientes en el trono de Mallorca ahora seríamos unos putos ateos de mierda. Reconozco que soy un desagradecido porque todavía hoy sigo pensando que el primero de los Jaume no fue más que un tirano con corona, un hideputa genocida que tendría que ser juzgado en el tribunal internacional de la Haya.
Pero yo quiero escribir de los abnegados recaudadores de aquellos tiempos y su similitud con los de ahora. El último Jaume que nos ha gobernado es un fiel exponente de esta estirpe. Este que ha cambiado su palacete de la calle San Felio por el de la carretera de Soller con todo incluido.
Este bonito nombre de recaudadores viene del verbo recaudar -sinónimo a veces de quitar a la fuerza- aunque no se explica cómo o de que manera. En el mil trescientos se presentaban en la plaza de los pueblos con un carromato a modo de caja fuerte grandiosa tirada por dos mulas. El recaudador del rey, en pie sobre el carromato, diría algo así como: "A veure. Ens heu de donar, cada un de vosaltres, dues gallines, una ovella o cabrit, ous, fruita i hortalisa, blat i menjar pel bestià. I no oblideu els diners en metàlic. El rey té moltes despeses i vos guardarà dels infidels per sempre". Los autóctonos -los de aquí, coño-. "م??س ابن العاهرة الخراء البيضول الملك الذي هو نكاح، وإننا لا تمس كرات أكثر.??". "Què cony parlen aquets nois? ¡Quin fàstic! A quedat clar?". "م??س ابن العاهرة الخراء البيض ". "Algú parla el cristià, cullons? Així no es pot fer feina. No ens entenem de cap de les maneres". يقول الملك الذي هو نكاح، وإننا لا تمس كرات أكثر ??". Cuando se acababa la paciencia, y como siempre ha sido, se recurría al idioma más internacional que jamás se ha hablado en el mundo. "A ver. Mañana yo venir otra vez. Con soldados y con mala leche. Si vosotros entregar comida y dinero, no pasar nada. Si no pagar tributos a mi, soldados cortar cuello después de cortar cojones. Queda dicho". Los de aquí -los mallorquines seguidores de Abu Yahá-. "Tierra y frutos ser para quién trabaja tierra". Ellos. "Puta comunista dels cullons, mecagondena i me cago en mil putes sagrades. Yo quedar con tu cara. Mañana tu ser el primero que los soldados cortar huevos".
Así pasaron años y siglos y aquí y en todas partes la cosa sigue igual y nada ha cambiado. E-mail: "D. Fulano de Tal y Cual, como delegado provincial de la administración de hacienda, me complace en comunicarle que, una vez revisado su expediente, hemos detectado un error de tesorería -a su favor- en su último ingreso de tres euros con veinte. Pensamos que se trata de un error por su parte por lo que le ampliamos en tres días hábiles el plazo para hacer efectivo dicho ingreso. Pasado este tiempo se le aplicará la ley Tal, de número X y de fecha Cual lo que implica un recargo de un veinte por cien sobre el total y con carácter retroactivo por demora. Si el problema no se soluciona en el plazo previsto se procederá al embargo de todos sus bienes de tal forma que se quedará en la puta calle y tendrá que irse a vivir debajo de un puente como Carpanta. Esperamos haberle molestado lo menos posible y que el mail sea de su agrado. Cordialmente queda a su disposición y le besa todo lo que sea menester en estos casos hasta el día del vencimiento".
Han pasado siglos y no le veo la diferencia. Hay cosas que no cambian.  Salud. (  ب) الله فيك

jueves, 28 de julio de 2011

Moléculas

Cuando escucho lo que dicen o leo lo que escriben los científicos puedo llegar a quedarme con la boca abierta. Soy consciente de la complejidad del ser humano. Pero es que el ser humano es mucho y yo me quiero referir sólo a la parte bioquímica de éste. Como todos los años Santiago Grisolía ha vuelto a los cursos de verano de El Escorial. No para con casi sus noventa años. Está hecho un pimpollo y su cerebro sigue acumulando sabiduría que comparte. Sigue trabajando, estudiando, descubriendo y publicando. Aprovecha los veranos en El Escorial para presentar sus últimas novedades científicas. Este año ha ido de prolongar la juventud. Quiero llamar la atención de que no ha mencionado para nada lo de retrasar la vejez sino de prolongar la juventud. Trabaja en un laboratorio y luego, para no aburrir, hace una versión veraz pero entretenida y sociológica de las conclusiones. La mujer trabaja fuera de casa y esto la libera de ciertas tensiones que se acumulaban por el hecho de estar encerradas en casa además de conocer a gente y hacer amigos. Según Grisolía y a nivel bioquímico, bien llevado, las moléculas y las proteínas contenidas en el ADN y ARN varían y determinan la prolongación de la juventud. Al utilizar avances tecnológicos útiles ha dejado de hacer algunos de los trabajos que le provocaban un envejecimiento, a veces precoz. Al no hacer estos trabajos ha conseguido prolongar la juventud por la producción de moléculas y proteínas y por el bloqueo de otras que no eran eficaces a este respecto.
Y sigue y da por buena una versión de la maternidad que otros profesionales daban como peligrosa o de riesgo. Se refiere al retraso de la maternidad como un proceso muy complejo y que genera ciertas áreas de envejecimiento bioquímico. Si retrasan esta edad también se retrasan estos procesos bioquímicos fatales y prolongan la juventud además de los beneficios psicológicos de disfrutar de los hijos en la madurez. Tampoco hay tanto riesgo en los embarazos tardíos -esto es comprobable sin estudios- aunque les pese a algunos ginecólogos y otros profesionales desfasados del ramo.
Escuchando a Santiago Grisolía no gana uno para sustos porque te rompe los esquemas y te convence sin tener que explicarte cómo funcionan las moléculas, las proteínas y los ácidos nucleicos. Le preguntan por la eterna juventud y contesta que por ahí no pasa. No cree en ella. No existe y no es bueno que existiera. La gente tiene una vida para hacer lo que tenga a bien hacer. Cuanto más alarguemos la vida más cosas se podrán hacer. Pero llega un punto que hay que parar porque es ley de vida que algún día tenemos que morir. Se intentará que sea lo más tarde posible pero no imposible. No nacemos para vivir siempre. Ojo a este dato, desde la revolución francesa la esperanza real de vida se ha triplicado. Está hablando de un espacio muy corto de tiempo.
En el laboratorio ha reducido un treinta por ciento el aporte calórico a sus ratones, cobayas, moscas e incluso gusanos. Ha descubierto una relación directa entre la reducción del aporte calórico y la longevidad de estos animales. Viven más tiempo. Advierte de no interpretar mal sus datos. La malnutrición acorta la vida y mata. Algunos excesos de grasa se depositan en lugares que no se ven a simple vista pero él si los ve a través de un microscópio electrónico. Uno de estos sitios es el cerebro lo que provoca demencias y envejecimiento precoz por la lentitud en los circuitos neuronales bloqueados por la grasa. El Premio Principe de Asturias de Investigación no se corta. Hay una nueva disciplina con futuro que se llama "Nutrigenómica" que ha descubierto que los genes dependen de lo que comemos. Mucho de lo que nos quieren vender como avances en alimentación son simples fraudes. Prefiero volver a la dieta de mis abuelos. Salud.

miércoles, 27 de julio de 2011

Virilidad

Ahora mismo hay en el mercado una cantidad de artilugios y aparatitos para hacer ejercicios mentales. Los llaman Brain Trining. Incluso si eres un negado para estas cosas tienes a tu disposición toda una gama de alternativas en formato papel del tipo crucigramas, sudokus, sopas de letras, los errores, jeroglíficos y un largo etcétera donde cada uno de ellos tiene distintos niveles de dificultad para mantener una mente sana a partir de un buen entrenamiento y así alejamos, según los especialistas y entendidos, el fantasma de las demencias, el Alzheimer y otras amnesias sin catalogar. Yo no lo tengo. Incluso creo que me voy a volver loco. ¿Y porqué? como diría Mou. Me explico.
Acabo de conectarme a internet y para entrar me ha pedido código de usuario y contraseña. He leído la prensa y he querido hacer algún comentario antes del cual me han requerido el código de usuario y la contraseña. He consultado el banco on-line y he tenido que poner el código de usuario y la contraseña y otra vez la contraseña no sea cosa que.
He aprovechado para hacer una compra y me han pedido el número de la tarjeta de crédito con el mes y año de caducidad y el número secreto que va detrás. El banco me ha solicitado autorización para el pago pidiendome el código de cuatro dígitos que se corresponde con el código de dos dígitos que ellos me han dado. Entro en e-factura de telefónica lo cual significa identificarte con el código de usuario y la contraseña. He querido saber mi consumo eléctrico y en la página de Gesa me han dado este dato después de que yo me identificara con mi código de usuario y la contraseña.
Me voy a trabajar y aparco en -3, bloque B, aparcamiento amarillo -3B-2379. Tomo nota y subo a -2, módulo K, pasillo 2D que va del pasillo principal P al pasillo de servicio Q. Entro en el vestuario 1639H (homes) -si termina en D es de dones- y abro mi taquilla 0374 que en lugar de código se abre con llave. Me dirijo a mi puesto de trabajo que está en -2, módulo G, pasillo 6L dónde intentaré sobrevivir 7 horas. Tomo asiento. Abro el ordenador para asignarme mis pacientes.
De entrada me tengo que identificar como funcionario de la CAIB con un código de usuario y contraseña. En ambos tengo que poner letras mayúsculas y minúsculas y números obligatoriamente, me los proporcionan ellos y no se pueden cambiar. Se abre una pantalla y me solicita nombre de usuario y contraseña como usuario de SSIB que tampoco se pueden cambiar. Ahora sólo me hace falta poner el código de usuario y contraseñá de profesional para que el sistema me reconozca y me autorice ciertos privilegios o me los deniegue.
Cada cosa que haga o escriba deberá llevar mi firma electrónica que consiste en un inmenso número a modo de código. Repetiré esta acción cada vez que necesite medicamentos o simplemente imprimir un informe para control de gasto farmaceutico y de papelería. Cada diez minutos de no usar el ordenador se queda en blanco y tengo que empezar otra vez desde el principio.
Te pones de los nervios y te tomas algo para los nervios. Al final de la jornada vas suficientemente dopado como para marcharte a casa sin salir del sistema lo que genera una falta leve con amonestación acumulable. Te llaman y te dan una clave de acceso para que entres en el sistema desde tu casa y salgas de verdad y que no se repita. Si en estos momentos un pintor tuviera que hacerme un retrato saldría una naturaleza muerta.
No menciono mi DNI, número de la SS, teléfonos y otros números de tantas tarjetas que tienes que tener o no eres nadie. Yo, como todos, llevo apuntado todo esto en una libretita con copia de seguridad en mi ordenador personal y en el móvil no vaya a ser que los pierda.
Precisamente hoy me he encontrado un compañero gilipollas del trabajo que me ha dicho que retener mentalmente toda esa información es signo claro y evidente de virilidad. Lo he mirado fijamente e los ojos. Mentalmente lo he matado y de mis labios ha salido esa frase famosa que tantas veces nos saca de apuros y que dice "vete a la mierda". A mis años no le permito a nadie que me venga a vacilar. Salud.

martes, 26 de julio de 2011

Buena gente

Como cada mañana a la misma hora cruza la plaza justo por el centro y llega hasta Es Comerç. En una de las mesas y en una dinámica charla están sus amigos de siempre y contertulios por un momento. Saluda con un "buenos días" y mira la cristalera del bar en busca de la noticia.
No una cualquiera. Busca un papel din-A4 formato horizontal que la empresa funeraria deja con un celo si se da el caso. Cuando hay esquela mira la foto y lee el nombre del infortunado que nos ha dejado para siempre o del afortunado que se ha pasado a mejor vida.
Se comporta como si los conociera a todos "buena gente. Que dios le tenga en su gloria". Toma asiento y pide un café cortado corto de café.
¿Qué hay de nuevo?
Su silueta es característica cuando se le ve acercarse. No te puedes perder. Tiene un andar lento y cansino. Lleva el pantalón atado en corto con cinturón apretado casi a la altura del pecho lo que deja al descubierto sus zapatos mocasines y sus calcetines negros. Bajito y muy flaco. Extremadamente flaco. Boina dejada caer y bigotito franquista.
La mano derecha metida en el bolsillo del pantalón y la izquierda en vaivén para acompasar con un pañuelo que constantemente utiliza para limpiarse los morros. Cuando termina su café y ha hablado y escuchado se levanta y sigue camino. Siempre lo mismo, "señores me voy que me queda una hora de caminar. A los médicos hay que hacerles caso porque para eso han estudiado".
Y se marcha con el mismo paso lento y cansino con el que vino y un perrito mil leches que también anda una hora al día sin que su veterinario se lo haya recetado. Pero son amigos y dónde va uno va el otro. Es el más longevo y se lo dicen "tiene buena encarnadura y buena base genética". El responde orgulloso y con la sonrisa puesta que "he vivido mucho y lo que me queda porque tengo buenos amigos y no los quiero dejar".
Hoy los jubilados y de edad avanzada tratan un tema de temporada. Los tomates y las tomateras. Resulta que todos tienen las tomateras y los tomates más grandes del pueblo. Que sus tomateras hacen muchos tomates y muy buenos.
Ha habido discusión pero no ha habido acuerdo. Cada uno ha expuesto sus recetas y el resto no se ha creído que funcionen. Pero son demócratas. Un día de estos cada uno llevará un tomate de los suyos y a simple vista se sabrá quién tiene razón y el resto lo reconocerá, pero..."si lo hubiera sabido...la semana pasada cogí uno el doble de grande...y espera los que cojeré dentro de unos días". Asunto zanjado. Realmente nadie traerá tomates.
Es un hablar. Don Juan -como lo llaman los amigos- a todo esto ya no está. Él no cultiva tomates porque su cuerpo no está para tanto. Por eso sus amigos de's Comerç, a menudo, le traen cosas en bolsas del Pryca. Los amigos están para esto y más.
Por eso Don Juan, cuando mira las fotos de las esquelas, siempre dice aquello de "buena gente. Que dios le tenga en su gloria". Yo no tengo tomates para llevarle pero le puedo dedicar esta entrada con el permiso de los que me leeis. Salud.

lunes, 25 de julio de 2011

Nostradamus

Recomiendo releer la entrada titulada "A vueltas con Dña. Rita" que se publicó a las 08:59 horas del día 23 de Mayo de 2010 a propósito de esta última entrada cuyo nombre es "trajetreo". Nostradamus planea sobre este blog desde hace tiempo y su sombra es alargada.
También se recomienda releer la entrada "Despilfarro" que se publicó a las 09:32 horas del día 4 de Julio de 2011 a propósito de esta noticia publicada por un periódico local hoy mismo. Dice así: "Bauzá denuncia duplicidades entre el Govern, el Consell y el Ajuntament de Palma. El presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, ha afirmado hoy que ha constatado la existencia de «múltiples» duplicidades entre el Ejecutivo autonómico, el Consell de Mallorca y el Ajuntament de Palma tras reunirse con la presidenta de la institución insular, María Salom, y el alcalde de Palma, Mateu Isern. Según Bauzá, durante la reunión han constatado además que hay varias duplicidades en las tres instituciones, aunque no ha detallado de cuáles se trata. Ha indicado que trabajará por acabar con estos solapamientos, de manera que se de más «eficacia» a la Administración para que no genere problemas a los ciudadanos, sino que los resuelva".

Trajetreo

Dícese de llevar una vida ajetreada en traje y por culpa de ellos. Alguna comunidad autónoma española se ha convertido en un parque temático bajo la experta dirección de Camps-Barberá. Hay de todo y no te puedes aburrir. Es una franquícia de Génova de Madrid. Hay zonas de ocio muy concurridas como la sastrería y otras prendas de vestir. Los juzgados con jueces de verdad donde puedes hacer más que amigos del alma que te permiten total impunidad a la hora de delinquir. Una pasada. El parque de las mentiras dónde puedes ir a decir necedades y tonterías sin significado pero tienes un público entregado que te aplaude. En la parte central hay un edificio muy bonito en el cual hay un estrado desde dónde puedes hacer cómo que das ruedas de prensa sin ton ni son y sin admitir ningún tipo de preguntas de los asistentes. Es un parque de los buenos de verdad. Ahora han cambiado el gerente por un tal Sr. Masdelomismo, que ya se verá cómo lo lleva y si abre nuevas secciones. El anterior lo ha dejado porque, cito literalmente, no ha hecho nada de nada, y en el parque no van a encontrar nada porque nada hay. Claro, dicho lo cual, el comite de dirección nacional le ha permitido dimitir antes de cesarlo. Yo personalmente no me creo que sea así porque el tal presidente nacional carece de los atributos necesarios para hacer semejante cosa. Si es tan modosito que ni siquiera habla. Se hace el tarambana y aplica la ley de la gravedad. Me refiero a que la gravedad es un jodido invento que hace que las cosas se caigan por su propio peso. A ver quien refuta esto.
Las comunicaciones dentro del parque se hacen usando un lenguaje primario que sólo entienden ellos mismos. Las cosas y los acontecimientos tienen un nombre aunque carente de significado. Es lo que le da la chispa, la aventura y el principal atractivo. El sentido común constituye la ideología doméstica de aquellos que han sido privados de enseñanzas fundamentales y practican la ignorancia. Pues cuando estras en el parque tienes que dejar el sentido común en una consigna y practicas la ignorancia los días que estés allí lo que hace más divertida la estancia. En ocasiones roza el chiste que te encuentres a alguien trabajando de algo de lo que ya no puede trabajar porque ha sido despedido pero él no se quiere ir y sigue ejerciendo el cargo. Inaudito. El que no se lo pasa bien es porque no tiene sentido del humor. Dicen que la adversidad templa el carácter y desarrolla habilidades. En este parque temático autonómico que es una franquicia de Génova de Madrid no hay adversidades por lo que no hace falta desarrollar habilidades y vives de forma primitiva y sin terminar de ser.
Mi apreciación de la situación me hace pensar en la existencia de una disociación entre la formación de los esquemas mentales y la posterior formulación de los hechos y su significado. Esto es normal y connatural a la clase dirigente del parque y también -porque lo he leído- a un subgrupo de homínidos que van ensotanados. Ahora han visto que este  parque dedicado a la mentira, la aberración y la tontería puede tener éxito y quieren extrapolarlo a otras comunidades autónomas- Hay un precedente de mucho éxito situado en una isla del Mediterraneo cuyos dirigentes se forraron. Los creadores ya están retirados y eran conocidos como los uemitas y el del palacete. Grán exito de crítica, público y mangoneo de dinero. Ahora todos se han asegurado una plaza de jubilación anticipada en centros de ocio avanzados que incluso utilizan barrotes en las ventanas y dónde no hace falta ir con traje. Todo ventajas. Salud.

sábado, 23 de julio de 2011

Hogwarts

Hoy no es un buen día. Es un día de estos que no deseas que llegue nunca. El típico día que no deseas ni a tu peor enemigo. Más de medio mundo se encuentra en shock y amanece resignado a que todo ha terminado. A partir de ahora será difícil encontrar vida inteligente en algo o en alguien. El eterno aprendiz de mago nos ha dicho adiós. Bye, bye Potter. Nadie podrá poner en duda el efecto sociológico que ha causado la historia que J.K.Rowling nos ha contado. Millones de lectores han consumido sus libros y otros tantos han pasado por las salas de cine. Clubes de fans, coleccionistas de varitas mágicas, bebedores de pociones mágicas, escobas, búhos mascota, etc. Todo un culto para muchos y un mito a partir de ahora que ya no está. Quien ha provocado toda esta movida ha dicho que no hay más. Que se acabó. Sniff!! ¿Qué será de mi vida a partir de ahora sin Harry Potter y su historia? La historia ha sido contada con claridad, firmeza, expresividad y contenido adictivo. Ahora ya sólo nos queda el espíritu del texto. Es porque no me veis y no podéis escucharme pero tengo los ojos a punto de lagrimeo y la voz entrecortada, temblorosa y nostálgica. ¿Cómo se sale de esto? Me fue más fácil quitarme el tabaco y otros vicios. El fenómeno Potter ha terminado con final casi feliz porque Harry sigue vivo, vale. No se casa con Hermione, bien. Pero yo no puedo quedarme con mi amor platónico H.Granger porque no se inglés, mecagondena. ¿Porqué todas las cosas buenas tienen que terminarse? ¡JOO! Ahora nos hemos quedado huérfanos de uno de los eventos sociológicos, literarios y fílmicos más poderosos de la historia contemporánea.
Esto no se hace Sra. Rowling. Este tipo de historias se terminan cuando los lectores y sus clubes de fans lo deciden. Ud. lo empezó y la historia se le fue de las manos. A partir de cierto momento ud. dejó de dominar la situación y la historia dejó de pertenecerle pasando a ser patrimonio inmaterial de la humanidad. Y si no lo es debería de serlo y pertenecer a los seguidores incondicionales que seguramente quieren más porque son insaciables. Ahora que ya he leído varias veces sus libros y me se de memoria sus películas me siento más identificado con H. Potter que conmigo mismo. De mayor quiero ser el aprendiz de mago. Todos estos años ha sido como un bálsamo o un espejo dónde mirarme. Ahora sólo me queda el recuerdo y la posibilidad de irme a Hogwarts una semana a hacer unos ejercicios espirituales mágicos. Me cuentan que los psicólogos y los psicoterapeutas han tenido que abrir consultas y no cerrarlas a mediodía para acompañar a la gente en su duelo patológico en el que están sumidos. Ahora se le llama síndrome de la pérdida temprana. Qué más da como se llame cuando uno está hecho polvo y mas si ha compartido edad con los protagonistas en este mundo de magos y de magia.
El público de ahora es más exigente. Antes tenias un libro y una película. Ahora necesitas una saga de lo que sea para quedar satisfecho y en este caso ni eso. Me he apuntado a un viaje programado a modo de peregrinaje por los lugares donde se desarrolla la historia con hospedaje en Hogwarts con todo incluido. De todas formas, en lo mas profundo de mi ser, algo me dice que habrá más. Borradores inéditos, trozos de película nunca vistos y cosas así. Esto es una industria que sirve para ganar dinero. Pues a ganarlo. Salud

viernes, 22 de julio de 2011

Los Mercados

Yo estoy con los del bando de la intelectualidad, la genialidad, la sabiduría, el ingenio, la creatividad y la libertad de expresión. Lo he venido demostrando a lo largo de mis numerosas entradas en este blog. Hace tiempo que se ha puesto de moda una especie de lobby impersonal que se ha venido en llamar "los mercados". Esto es, para entendernos, algo así como llevar una piedra en un zapato mientras haces el Camino de Santiago. Un dolor de muelas a las tres de la madrugada cuando no existían los dentistas, los antibióticos ni los calmantes. Son los tocapelotasdecadadía con tantos brazos y manos como pueda tener un pulpo. Toca mucho, quizás demasiado y toca bien. Son una dictadura indignante con muchas cabezas cuya única misión en la tierra es transformar el mundo y a las gentes de forma controlada hacia la pobreza más absoluta sin importarles los medios. Los mercados son bulímicos, omnívoros y carroñeros, pero también son tontos porque cuando ya no haya nada que destruir ni nada que comer ellos mismos desaparecerán. De momento no se han percibido de ello y arrasan sin control todo cuanto encuentran a su paso y comprometen su propia supervivencia. Tienen la mentalidad del rico porque ellos son los ricos. Esta mentalidad ya ha sido comentada en este blog. Para que haya ricos tienen que existir, simultaneamente, los pobres. El rico no se mide por lo que tiene sino por lo que no tiene el pobre. El rico puede ser rico con sólo un euro siempre que el pobre sólo tenga veinte céntimos.
Los políticos y los comentaristas son saprofitos de ellos. Sea para ensalzarles o para criticarles, pero que estén. Cada vez son más poderosos porque cada vez hay más gente pasando penurias. Cuando lo hayan destruido todo y no tengan de que vivir desaparecerán. Como los turistas en las zonas turísticas y los irresponsables que gestionan estas zonas para turistas. Destruimos territorio para el turista y cuando el turista no tenga territorio se marchará a otro sitio y nos quedaremos sin turismo y sin territorio. Una cagada. Las gentes normales nos vemos zarandeadas por la globalización y cualquier empresa que se precie se convierte en multinacional por lo que no hay dónde esconderse.. No podemos huir de los mercados y no tenemos escapatoria. Yo mismo no sería nada sin los mercados y sin intereconomía. Me despierto por las mañanas con los mercados. Pongo la radio y se habla o contertulia de los mercados. Abro la tele y me informan de los mercados. Los mercados sin duda son todo lo que soy pero también soy, en un porcentaje pequeño, lo que quiero ser. Lo que me da la gana ser al margen de los mercados.
Dicen los de la derecha que la culpa de todo es de ZP. Yo creo que es de los mercados. Estamos amenazados pero sobreviviremos porque somos mas. La intelectualidad del hombre es inmensa y sólo puede verse amenazada por la creciente y alarmante tecnología. También es inmensa la imbecilidad del hombre, no nos engañemos. Estar al día bajo el punto de vista tecnológico cuesta tiempo y dinero. Dejarlo estar y despreocuparse es sinónimo de suicidarse o crearse una dependencia de otros y de por vida. Lo de los mercados es un desafío histórico para la humanidad con toda su solidez intelectual y profundidad de pensamiento. Pues pensando pensando uno llega a la conclusión de que el único establecimiento que nos puede dañar y nos puede perjudicar son los bancos. Cuanto menos entremos en ellos mejor. Salud.

jueves, 21 de julio de 2011

Malabares

Alguien ha manifestado que la literatura lleva gravitando sobre la humanidad desde que el mundo es mundo. No se por dónde empezar con esta frase ni se muy bien cómo interpretarla cuando, ahora mismo, hay todo un ejército de antropólogos y demás científicos del ramo desenterrando huesos, cerámicas, piedras y enseres para datar desde cuando el mundo es mundo o simplemente desde cuando el mundo existe. Otros intentan definir mundo y no se ponen de acuerdo. Estamos en este tipo de afirmaciones que provocan sofoco y le dejan a uno sin la capacidad de razonar. Ahora haría falta que alguien definiera literatura y saber cómo ha evolucionado desde que el mundo es mundo desde sus comienzos hasta la actualidad y desde que la literatura es literatura en el mundo desde que éste lo es. Suponiendo, claro, que el mundo siempre ha sido mundo y la literatura también, en este mundo. O no. Ahora mismo estoy tan liado que me he perdido y no se exactamente de qué escribo. Leer a algunos científicos despista y acojona al mismo tiempo.
Vamos a ver si nos aclaramos. Que dicen algunos científicos, a propósito de lo escrito en el párrafo anterior,  que la forma y el tamaño del cerebro determinan las capacidades cognitivas de una persona. El cerebro humano desde que el hombre es hombre y desde que el hombre está en el mundo cuando el mundo empezó a ser mundo ha ido cambiando su forma y su tamaño. Con esto, afirman, las capacidades han aumentado y las habilidades también a la par que los sentimientos. No hace falta haber estudiado nada de nada para comparar el Nehandertal y el hombre actual y ver que sus comportamientos son distintos. El hombre se ha modernizado y se ha globalizado. No se si es bueno o malo pero es distinto. Vive de forma diferente y con ciertas comodidades que le permiten los inventos útiles que ha desarrollado. No obstante todo lo dicho hasta ahora está por demostrar porque no podemos comparar cerebros. Se me antoja, por tanto, que estamos ante una afirmación gratuita y oportunista de algún científico que opta a algún premio.
Lo de la literatura me llama poderosamente la atención. Consideran los estudiosos del tema que los grabados en piedra a modo de dibujos indescifrables para nosotros es literatura. Que los jeroglíficos son literatura. Que las pinturas rupestres son literatura y muchas cosas más. Que a través de esto los primeros homínidos se comunicaban y se contaban historias que otros interpretaban. O sea que, desde que el mundo es mundo y desde que en el mundo existe el hombre también existe la literatura. Se lo han tomado en serio y ahora intentan descifrar los grabados, dibujos y otras artes plásticas para saber lo que se contaban entre ellos. Pura narrativa antigua, vaya. Me resulta fascinante pensar que podamos llegar a saberlo. Todo esto en su conjunto y de forma general ha sido bautizado por los científicos del ramo con el nombre de "encefalización". Es una palabra sugerente de muchas cosas. No me olvido de que siempre que aparece una norma aparece la excepción y la excepción a esta norma es el español universal que en este blog se le conoce como "el patriota". No es el único. Le han montado un club de faes y se reunen para decir tonteces que luego comentan en intereconomía tv. Y eso será, pues, desde que el mundo es mundo y desde que el hombre es hombre y desde que la literatura es literatura o algo similar que convendremos en llamar "basura". Por mucho que los científicos estudien, descubran y publiquen esto ya lo sabíamos porque el cerebro es una cosa y el cráneo otra y el cerebro sólo puede crecer y expandirse si el cráneo se lo permite. Salud.

miércoles, 20 de julio de 2011

El amigo

Hoy es un buen día para decir que tengo un amigo que tiene un amigo. Mi amigo se gana la vida con el sudor de su frente mientras trabaja de vigilante de seguridad privada en el centro de internamiento para pacientes crónicos que hay en el camino de Jesús- Ca'n Mestres- antes de llegar a la rotonda de Son Valentí. La enfermedad crónica que padecen estos internos tiene que ver con el centro que regula las entendederas y que algunos homínidos solemos tener en la cabeza. Diríamos que son unos incomprendidos para el resto de la sociedad que los ha apartado. El amigo de mi amigo es uno de ellos y lo llamaremos Ángel. Cuando mi amigo empezó a trabajar en este centro para débiles mentales le explicaron la necesidad y la importancia de empatizar con todos los internos y hacerse amigo de ellos para que la convivencia resultara más fácil para todos y dentro del recinto se viviera la más absoluta de las paces y la más absoluta de las tranquilidades. Así lo hizo y así les fue a todos. Pura rutina. Los internos dopados hasta el punto de no aguantarse y caerse y mi amigo hablando con ellos de lo que fuera por muy inverosímil que pareciera y que era la mayoría de las veces.
Mi amigo se hizo amigo de Ángel al que nacieron hace unos setenta y pico de años. Durante más de dos años han convivido horas y más horas. Han hablado de los temas más diversos. Ángel es culto. Lee prensa y libros de temáticas diferentes. No fuma. Se entretiene con algunos programas de televisión e incluso navega -de forma restringida- por internet. La mayor parte del día lo dedica a pasear por el recinto con la mirada perdida que le provoca la medicación y el aburrimiento. Tiene un andar tranquilo, manos cogidas atrás y en situación  de estar pensando constantemente. Dos años después de que mi amigo hubiera conocido a su amigo empezó a manifestarse la incógnita de porqué estaría internado Ángel. La idea cobraba fuerza. Llegó al punto de obsesión. Resultaba del todo incomprensible que una persona seria, responsable, tranquila, educada, meticulosa en todo, anónima y sugeridora incluso de ser inteligente estuviera recluida en este tipo de centro. Un día la curiosidad le pudo y se lo preguntó. ¿Desde cuando estás aquí? Me internaron cuando tenía veinte años. ¿Yqué pasó para que esto ocurriera? Antes de contestar Ángel miró a su alrededor para asegurarse cierta intimidad. Se acercó lo más que pudo al oído de mi amigo y se explicó. Yo era piloto de ovnis. Un día en una misión mi ovni se estrelló en el Puig Major. Quedé herido y al día siguiente la guardia civil me detuvo y me internaron aquí. Me vigilan constantemente. Están escondidos pero siento su presencia. Hace algunos años que instalaron cámaras por todo el recinto para tenerme controlado. Lo que no saben es que nunca les diré quién soy en realidad, ni los detalles del ovni ni nada que ponga en peligro la seguridad de mi planeta ¿entiendes? ¡Sí, claro! Desde ese día sus relaciones no han cambiado nada y siguen siendo amigos pero sin hablar del tema. Salud.

lunes, 18 de julio de 2011

El libro

Los editores están nerviosos. Venden poco y mal. Se reunen para activar estratégias nuevas que impulsen el sector del libro. Nada. Se vende poco. Los directivos dicen que las ventas de libros han bajado entre un diez y un veinte por cien. El libro infantil y juvenil sólo un cinco por cien. Pero nadie dice cuanto se lee sino cuanto se vende. Son dos cosas distintas. Comprar muchos libros no es sinónimo de leerlos. Pero esto es otra cosa. Los entendidos en el tema apuntan el resultado de sus investigaciones como algo positivo, pero estas investigaciones y estos resultados no dan dinero. Dicen que el número de títulos publicados y la cantidad de temáticas tratadas han ido en aumento y que tienen una calidad superior a la media globalizada y esto está avalado, además, por la cantidad y calidad de los premios. Afirman que los lectores son muy fieles porque siempre son los mismos los que compran libros aunque algunos nos hemos pasado al libro de bolsillo y nos ahorramos un sesenta por cien. En verano el libro que más se vende es el infantil y juvenil porque lo compran los padres para sus hijos aunque queda por demostrar cuanto se lee de lo que se vende de este tipo de libros que los jóvenes y menos jóvenes, en verano, se dedican a otras cosas.
Esto es un problema. Toca, por tanto, analizarlo seriamente y en profundidad para intentar solucionarlo. Hay gente que compra poco porque el libro es caro. Pero lee mucho, o mejor, relee y piratea libros electrónicos. Hay gente que lee poco porque le falta motivación. Habrá, pues, que bajar los precios y motivar al potencial lector. Dentro de este embrollo aparece un estudio serio realizado por una cátedra de una universidad en la que enumera los motivos reales por los que los lectores compran uno u otro libro indistintamente de lo que cueste y de su contenido. Entre los factores están el dibujo de la portada y el tipo de letra del título del libro como el de su autor. El resumen de la trama que aparece en la contraportada. El tipo de papel, el tipo de letra e incluso el olor del libro. Parecerá una tontería pero son cosas que yo sí miro, me fijo y, en ocasiones, me influye. Hay autores que son sinónimo de calidad literaria y que se pueden comprar y leer porque su lectura resultará interesante. Otros son desconocidos o primerizos y comprarlos resulta una aventura cara. De ahí la importancia de un buen diseño del libro y de sus características antes descritas. Las tapas rígidas no ponen. La sobretapa molesta. El tipo de letra y su tamaño también importa y mucho. El libro que viene envuelto en celofán y no se puede ojear, ni se toca. Al libro hay que abrirlo, leer algunos párrafos cogidos al azar, papel casi rugoso o rugoso fino de haber sido reciclado, olerlo, tocarlo, leer la sinopsis, etc. Después de todo este ritual decides si compras o no. Es la nostalgia del libro y el convencimiento de que nunca va a desaparecer como lo hizo el vinilo, el casete, el reproductor de cedes, la cinta de vídeo y otras cosas. No me quiero equivocar. No creo que pudiera vivir sin un libro entre manos. Salud.

domingo, 17 de julio de 2011

Ramón Llull I

Personaje longevo donde los haya y que sólo por esto ya suscita envidia. Dotado de un buen adn que le permitiría vivir unos ochenta y pico de años allá por el mil trescientos quince. Tiene mérito y después de haber padecido innumerables enfermedades, envenenamientos, naufragios, encarcelamientos, dietas extravagantes en países exóticos y/o refinados. Su vida se me antoja apasionante a la par que estresante y densa de contenidos. Soltero, casado, padre, esposo, tutor de hijo de rey, viajante insaciable, mayordomo, misionero, anacoreta, escritor de ensayos y un largo etcétera que parece no tener fin. La vida contemplativa le proporciona el tiempo y el sosiego necesarios para la meditación y la escritura cuya lectura es todo un lujo para los sentidos. Doy fe.
En un momento de su ajetreada vida -y quizás por ello- sufre alucinaciones en forma de apariciones por las que decide dejar todo bien material y dedicarse a la conversión de los infieles. Esta fue la peor de las enfermedades que padeció y de la que no se curó. Es una lástima que una tontería de estas empañe un currículum. Este estado obsesivo y compulsivo por predicar las bondades del cristianismo a los no creyentes y convencerlos, pasando éstos de ser mentes libres a estar sometidos a unos mandamientos. Fue una persona sabia e inteligente pero en este último punto se delató su debilidad mental en el aspecto de que todo se mueve o existe por la gracia de dios. Grave error con el que toparon muchos otros ilustres.
Pero no era de esto de lo que quería hablar o escribir -para ser más exactos-. Yo quería aprovechar la genialidad de Llull para hablar de literatura y de ensayo. De expresarse a través de la escritura e incluso de la oratoria. Nuestro amigo Ramón siempre sostuvo el convencimiento de que cada palabra, por sí misma, estaba dotada de una cierta belleza. Una belleza literaria por cómo suena una palabra al pronunciarla y por el significado real o ficticio que se le quiera dar puntualmente en un escrito. Además añade esa belleza estética que tiene una vez colocada en el punto adecuado de un escrito o de una oratoria. Ramón Llull descubrió esa disposición natural a la belleza de cada palabra, las colocó de forma estrategia en cada uno de sus escritos o discursos consiguiendo la excelencia de sus obras. Va más allá y afirma que la palabra hablada o escrita tiene un significado evidente pero que este significado no es lo más importante. La importancia radica en lo que una persona quiere dar a entender con la palabra. No tanto lo que significa en sí misma sino el significado que quieres darle según la coloques en un sitio o en otro y la pronuncies de una manera o de otra. Acertar en esto le cuesta años de trabajo. Entenderlo, en mi caso, me cuesta horas y días.
La excelencia de la escritura y la oratoria esta en colocar las palabras en un lugar adecuado y estratégico para indicar o significar lo que él quiere y quién lee o escucha entiende el significado que él pretende. De esta forma nunca ha habido falsas interpretaciones y ha conseguido un efecto retórico envidiable. Lo fácil es lo que se quiere expresar. Lo difícil es saber cómo lo puedes expresar, que palabras puedes o debes utilizar y dónde colocarlas según el contexto y la finalidad. Mis entradas persiguen lo mismo pero no tengo la capacidad de nuestro ilustre beato. Salud.

viernes, 15 de julio de 2011

De la Mancha

Cada entrada está minuciosamente trabajada desde el momento en que aparece la idea, la noticia o el acontecimiento. Rectificaciones varias de los borradores sin arriesgar la idea que quiero transmitir. Trabajo y esfuerzo hasta conseguir lo que uno quiere decir y la forma con la que lo quiere decir. Sentimientos encontrados en los momentos de abordar pequeñas dosis de autocensura hasta confirmar la idea inicial en escritura definitiva. Este es mi caso pero tengo curiosidad por conocer cómo lo hizo D. Miguel de Cervantes cuando escribió el Quijote. No se cómo lo hizo y no lo sabré nunca pero puedo hacerme una idea o inventármela. Algo así como.
...que llegando al recodo del camino pude observar, a lo lejos, la silueta de lo que vendría a ser un hombre sentado en el suelo al cobijo de la sombra de una preciosa higuera. Largo y enjuto y con mostacho y perilla al uso. Una montura pastando al sol. Un caballo flaco y huesudo. ¿Todo va bien? me pregunta D. Miguel. Eso parece y en eso me esfuerzo. Pues deje de hacer disparates y descanse a la sombra no se le vaya a derretir la sesera. Tome asiento en el suelo y me apoyé contra una roca de gran tamaño. Saque mi libreta y un bolígrafo y me dispuse para unas anotaciones. Ardo en deseos de verle escribir dijo el hombre alto y flaco. Estoy maravillado de ver lo que hace sin una mesa, un papel y una pluma. Son los tiempos D. Miguel. En eso que se levanto y me acercó pan duro, queso ovejuno y un botijo de agua fresca. En este punto sonó el móvil avisando de un mensaje. ¿Y qué ha sido ese ruido? ¿Yeste artilugio? Es para comunicarme. Quedó maravillado mientras miraba fijamente el tal artilugio y mientras yo me afanaba en contestar. Seguí escribiendo y comiendo. ¿Esto sirve para ganar batallas? No. ¿Y sirve para la lucha? No. Pero sirve para pedir ayuda si el enemigo es más y mejor. No parece que pueda hacer daño. Mejor una lanza, una espada o incluso una piedra. Es poca arma para un enemigo. Dejadme ver, dijo el caballero. Lo miró sin prisas y lo tocó cuidadosamente hasta que se encendió la pantalla y se escucho un "bip-bip". El susto fue mayúsculo y se reflejó en su cara. ¡Tente malandrín, follón, que no han de valerte tus artimañas! Llevo muchas batallas y digo que este chisme no sirve. Soltó el móvil y me espetó, aquí no se viene a escribir, desdichado, sino a pensar y a descansar. Se hincó de rodillas frente a mí. Bien podríais vivir con más grandeza si escribierais en vuestra casa. Cese vuestra torpeza si realmente sois un caballero en vez de un villano. Sosegaos, simplemente tomo notas para mejorar el contenido de la escritura.
Con vuestro beneplácito seguiré mi camino, añadió D. Miguel mientras se disponía a subir a la montura. Quedad con dios y seguid escribiendo pues. Insisto en que mejor se os daría en vuestra casa. Se fue confundido y seguramente sin entender. La inspiración hay que aprovecharla cuando viene, le grite. No se si me escucho pero siguió su camino de forma cansina y sin mirar atrás. Salud.

jueves, 14 de julio de 2011

Tufino

Es el mote de un compañero de la infancia. Estudiamos el bachillerato juntos y juntos convivimos los buenos, regulares y malos momentos de una adolescencia transcurrida en un internado con régimen de pensión completa -todo incluido- y con poca o nula relación con el exterior.
Eran otros tiempos pero eran buenos tiempos. Quizás nuestros mejores tiempos. Sólo teníamos dos preocupaciones, estudiar y pasarlo bien. Ambas cosas las llevamos a cabo con nota. Éramos un grupo de amigos homogéneo y compacto porque sólo nos teníamos a nosotros para apoyarnos.
El otro día nos encontramos en la calle y dedicamos un tiempo a ponernos al día. Su vida ha tomado una dirección incierta y casi caótica en la que se esfuerza para poner orden. Tufino siempre fue un personaje singular. Nunca supimos lo que le entretenía el pensamiento. Hablabas con él y aunque te miraba te dabas cuenta de que su conciencia y su mente estaban en otra parte.
En invierno le quitábamos las mantas de la cama y al día siguiente corríamos la voz de que habíamos pasado la noche más fría de nuestra vida y él nos daba la razón porque se había pasado la noche en vela tiritando de frío debajo de una simple sábana. En verano hacíamos lo contrario. Le colocábamos varias mantas y a la mañana siguiente decíamos haber pasado la noche más calurosa de nuestra vida y él nos daba la razón mientras chorreaba sudor por todos los poros de su cuerpo. Y mas cosas que tampoco ahora vienen mucho a cuento.
Ha tenido una vida próspera pero ahora la crisis le ha golpeado y anda mal herido. Característico en sus gestos y riqueza de movimientos. Habla más con las manos que con la boca y se expresa mejor con el cuerpo que con el habla. Perfectamente preparado para la vida. Académicamente hablando siempre fue el número uno. La crisis no entiende de lumbreras ni de gente con recursos.
Dinámico y optimista está convencido de que esto pasará más pronto que tarde y que todo volverá a los cauces de siempre. Seguro que será así. No está casado ni tiene pareja y vive con sus padres que ya son mayores aunque gozan de buena salud. Lleva unos meses volcado en prepararse un futuro totalmente desvinculado de lo hecho hasta ahora.
Ha estado enseñando por la universidad e incluso ha tenido despacho de político. Pero esto es cíclico y lo que pueda pasar cada cuatro años es una incógnita. Tiene proyectos, tiene ganas y tiene recursos intelectuales que juegan a su favor. Cada vez que hace algo se mete de lleno y garantiza el éxito. Nos hemos dicho que nos ha encantado habernos encontrado y haber hablado de nuestras cosas. Ninguno de los dos ha mentido porque es verdad.
Nuestra amistad se forjó en la adolescencia y en situaciones complicadas por lo que no se puede romper. Tengo otros amigos así. En Pep de Llubi, en Jaume d'Algaida, en Toni de Sant Joan, en Bernat de Nuro, por ejemplo. Hay más. Por unos momentos he sentido nostalgia y recuerdos de la infancia y eso me ha gustado. Que te vaya bien Tufino. Salud.

martes, 12 de julio de 2011

Padre Andrés

Queridísimo padre Andrés. Dos puntos. Estoy al tanto de sus desventuras con su monseñor obispo de Getafe que según ud, le ha cesado porque dice que es maricón. Entienda que para un ateo como yo este asuntillo entre colegas me la trae al pairo. De buen rollo. Pero Ud. sabrá.
Estoy pensando que la actitud de su obispo podría responder a una persona despechada que ha recibido calabazas y que por eso se ha encrabonado y lo está destruyendo como persona y como sacerdote. Si esto fuera así hágalo público porque aunque no fuera noticia por lo menos nos reiríamos con la gracia.
Debe de rezar más y amotinarse menos. Sabemos por unos escritos suyos lo que piensa de eso de ser homosexual. He leído algunas cosas que ha dicho sobre de que ser maricón es una enfermedad y una aberración y que sabe cómo curarse. Ha dicho que una buena relación con una buena mujer y buena religiosa y que sepa tocar bien la colita, o cosita, o falo, o ese enorme demonio que algunos hombres llevan entre las piernas, puede llegar a curar.
Estoy tentado de comprobar si es cierto. Me hace falta encontrar esa santa mujer religiosa que se preste ha hacer terapia conmigo.
La idea de ir a Roma y hablar con los mandamases de su religión no me parece una buena idea salvo que su verdadera intención sea la de hacer turismo. Que las altas esferas del vaticano están contaminadas de eso que le acusan a Ud. Si va tiene que andar con cuidado y con el culo prieto por si las moscas.
Amotinar a los feligreses y que estos se manifiesten por las calles tampoco es una buena idea. Sólo son ovejas de un rebaño que igual pastan con un pastor que con otros. No funciona y está comprobado. Sé que se ha puesto nervioso y no entiendo muy bien porqué. Si es marica pues se va Ud. a Chueca, se saca el carné y todos contentos. Un cura más o menos que padezca esta enfermedad o aberración ya no impresiona y tampoco quita el sueño. Algunos somos liberales.
Pídale una señal a su dios y que se pronuncie. Que se moje el culo, con perdón. Hay una cosa que podría cambiar el curso de la historia y que tenemos que considerarla. Que su dios se aparezca entre nosotros. Que se vuelva a hacer hombre y que aproveche para salir del armario.
No quiero ni pensar en las repercusiones. Esto sí sería una noticia de alcance y obligaría a muchos a replantearse su moralidad frente a sí mismos y frente a los demás. Para mi, comprendalo, sólo me serviría para hacer una entrada de las buenas.
De todas formas, padre Andrés, ahora en confianza, Ud. debería de dedicar su visa exclusivamente a su dios y a sus feligreses y eso del sexo dejarlo para los que somos libres y no estamos apuntados a ninguna secta. Hágame caso y no sea cansino. Haga lo que le pide el cuerpo y no lo diga a nadie. ¿A nadie? ¡No! Me olvidaba del psiquiatra.
Me he reído mucho con las preguntas que dice que le ha hecho. He llorado tanto de la risa que casi me deshidrato y me provoco un fallo renal. En plan experimental he contestado a todas las preguntas que le hizo y cuyas contestaciones provocaran que le consideren mariquita. No se lo creerá. Sale que yo también soy marica y que ya apunto maneras y esto sí que me ha acojonado de verdad porque yo me las daba de machote. Fíjese que nadie se libra.
Como dicen en mi pueblo "collons quina putada" y como dice la canción "que le vaya bonito" padre Andrés. Salud.

lunes, 11 de julio de 2011

Repaso

Doy por bueno que las bicicletas son para el verano. La frase, ahora, se ha vuelto inconclusa y sigue con: y las clases de repaso también. Que este verano algunos chavales y no tan chavales se lo pasen bien está por ver. Algunos padres justifican su egoísmo y su cobardía exculpando sus conductas casi delictivas. Los maestros  y profesores tienen muchas vacaciones. Sólo piensan en ellos y nosotros, mientras,  que tenemos que trabajar, a ver qué hacemos con los hijos. Pues los hijos, queridísimos padres, que disfruten de la vida que tiempo tendrán de pasarlo mal. Que monten en bicicleta, que vayan a la playa o a la piscina, que jueguen con sus maquinitas, que se entretengan con algún deporte, que lean tebeos, cuentos o libros de cierta seriedad, que se junten a la sombra de un árbol y que hablen de sus cosas, que se ensucien y todas esas cosas que tienen la obligación de hacer siempre que no sea delictivo porque están de vacaciones. Los padres post modernos del siglo veintiuno creen que esto es perder el tiempo y los mandan a clases de repaso. Lo moralmente criticable es que lo piensen, que lo pongan en práctica y que algunos maestros se presten a ello. Así nos va.
Desde primeras horas de la mañana andan sin control por las calles del pueblo o barriada, mochila al hombro que les delata, porque su cerebro sigue dormido y tardará en despertar. Han desayunado porque mantienen intacto el reflejo de la deglución. Y ahora arréglate rápido que me tengo que ir a trabajar y no quiero que tú llegues tarde. Esto no es verdad porque todavía faltan dos horas. Quienes no pueden llegar tarde al trabajo son ellos, los padres, que transfieren la responsabilidades al hijo que, habiéndolo aprobado todo, tiene que comerse una mañana de repaso porque mientras el maestro me lo guarda. Esta es la estupidez y crueldad que acompaña al ser humano adulto cuando no tiene recursos para educar a su hijo en tiempo vacacional. Esto es una crítica pero, como soy de izquierdas, también aporto ideas, propuestas o posibles soluciones en lugar de pedir la dimisión de los padres. Propongo que en invierno, los padres vayan a cursillos a modo de repaso de cómo entretener y educar a sus hijos en verano indistintamente de las notas que se hayan procurado con su esfuerzo. ¡A qué jode! Me considero un damnificado de estas prácticas sádicas y dolorosas en sí mismas. Todavía mantengo intacto mi odio y mi cabreo con los profesores que me dieron clases de repaso cuando era niño y que en lugar de proporcionarme un mejor futuro me robaron la ilusión por el verano y por las vacaciones.
Todos estamos cogidos por esa tela de araña que son las costumbres y no somos originales ni tenemos voluntad para cambiar. También tendrían que reeditar el manual de buenas costumbres en las que se detallaban actitudes y recursos para padres con apuros y se ofertaban soluciones variopintas incluso técnicas de pasárselo bien para niños y adolescentes sin tener que ir a clases de repaso. ¡Verano real, ya! ¡Movimiento niños indignados con las clases de repaso! Algunos padres y algunos maestros no dormirán esta noche. Salud.

sábado, 9 de julio de 2011

Prehistoria

Estaba leyendo algo sobre Antropología y Sociología y las teorías que estas disciplinas científicas les dedican al comportamiento humano a lo largo de la historia y viviendo de forma gregaria. De repente, mi mente subconsciente se da cuenta de que estoy repitiendo la palabra prehistoria para definir un espacio de tiempo. Sin venir a cuento con mi lectura mi pensamiento se desvía hacia el vocablo "prehistoria" y llego a la conclusión de que no lo entiendo. Desconozco su significado real. No lo se encajar porque esto supondría que la historia empezó algún día y en algún momento concretos y lo de antes fue otra cosa. ¿Cuando empezó la historia? ¿Qué ocurrió antes de la historia para que no se considere como tal sino que la catalogásemos como prehistoria? Tiene que haber unas normas, leyes o características que nos permitan llamar a algo historia y a algo prehistoria.
Me documento -como es habitual en mí- y encuentro varias corrientes de pensamiento y por tanto una falta de unanimidad entre la clase científica. Una corriente de opinión data la prehistoria desde el momento de la aparición del primer homínido hasta la invención de la escritura. Ninguno de estos dos datos tiene una fecha científicamente documentada por lo que no podemos saber cual fue ese periodo prehistórico ni porqué a este periodo no lo podemos considerar histórico. Se evidencia que el término prehistoria carece de significado real y pasaría a ser un vocablo de conveniencia -para entendernos, vaya-.
Otra corriente de pensamiento define a la historia como el acontecer humano en el tiempo. Todo es historia existiendo el ser humano y la prehistoria todo lo acontecido con anterioridad. Aquí los términos historia y prehistoria también se me antojan de conveniencia -para entendernos- ¿Y cuando empezó a existir el ser humano? Es evidente que los límites del significado de estos vocablos están lejos de la realidad. Ni el ser humano ni la escritura ni muchas cosas mas se dieron al mismo tiempo en todo el planeta tierra. En unos sitios aparecieron antes que en otros y con siglos de diferencia. Visto lo cual y leídas otras definiciones considero aparcar el tema y decido firmemente no volver a utilizarlos porque realmente no significan nada, no están claros y no sirven para entendernos.
Un grupo de gente preparada, al que me uno, defiende una teoría razonable. Historia es todo. Prehistoria, por tanto, no existe. Hay historia muy antigua, antigua, premoderna, moderna, contemporánea y post moderna. Según los tiempos que cada uno quiera darles y no serán discutidos, sino todo al contrario, admitidos por todos como válidos. Me parece bien y lo veo razonable. El hombre está catalogado a lo largo de la historia según sus cualidades. Del hombre antecesor al hombre sabelotodo y globalizado. La historia igual. Edad de piedra, bronce y tecnológico.
En esta estamos en pleno verano. Como para derretirse la sesera pensando y escribiendo. Menos mal que corre un fresquito matinal. Mas tarde estaré fundido y sólo se me ocurrirán gilipolleces. Perdón, que ahora se dice soplapolleces. Anticuado que es uno. Salud

viernes, 8 de julio de 2011

Prosperidad

El otro día pude ver una tele de las antíguas en un mercadillo de ocasión. Botón de encendido y apagado, pestaña deslizante de izquierda a derecha para añadir o quitar volumen según el nivel de hipoacusia de cada cual, botones del cero al nueve para cambiar del primer canal al UHF y viceversa y nada mas. Todo lo dicho tenías que hacerlo antes de sentarte. Tenías la posibilidad de levanterte y cambiar el canal o retocar el volumen. Cuando terminaba lo que estabas viendo o simplemente aparecía la cara del caudillo sobreimpresionada con la bandera nacional y el himno español de fondo con final de carta de ajuste y un pitido ensordecedor -era medianoche- te levantabas y a otra cosa. Esto era sencillo. No nos complicabamos las cosas ni la vida. Hoy, además de pantalla plana, disponemos de un dispositivo o mando a distancia con incontables botones de distintos colores que no utilizamos porque ciertamente desconocemos su utilidad. Utilizamos exactamente los mismos botoncitos de nuestro super mando a distancia por infrarrojos que antes, pero....sentados. Prosperidad ante todo que es la que nos proporciona la comodidad. ¡Que gilipollez! Hacemos lo mismo que siempre pero ahora sentados en el sofá y en lugar de dos canales tenemos doscientos dos que nunca vemos ni veremos por falta de tiempo. Nos hemos complicado la vida para vivirla de forma más cómoda.
Sonaba el teléfono, te levantabas para llegar hasta él, descolgabas, hablabas y colgabas. Si tenías que llamar descolgabas, marcabas los seis números haciendo rodar la ruedecita frontal, hablabas y colgabas. Esto se hacía estando de pie y nunca pasó nada que se sepa. Ahora disponemos de un móvil cargado de botones, menus y submenus, múltiples pantallas de colorines y un sin fín de posibilidades que no utilizamos porque no hay cristo que lo entienda. Eso sí...lo hacemos sentados. Al final resultará que la prosperidad del ser humano se reduce a una simple postura corporal. De pie -a la antígua-, poca prosperidad. Mal asunto. Postura de sentado -moderno-, evolucionamos adecuadamente. La postura corporal que adoptas para hacer ciertas cosas determina el grado de prosperidad que la humanidad ha conseguido. Por cierto, se que algunos miran la tele y hablan por teléfono simultaneamente y estando tumbados. ¡Esto es la óstia! No me puedo imaginar lo que llegaremos a ver.
Estaba viendo una peli de policías y malos en blanco y negro y me resultaba entretenida porque era fácil de entender. Se ha cometido un crimen. El cadáver está en el salón. Llega el detective con su borsalino, gabardina y puro habano. Mira. Piensa. Confisca el candelabro y el atizador de la chimenea y detiene al mayordomo y al heredero resentido que terminan por confesar. A comisaría a rellenar papeles y caso resuelto. Ahora llega el equipo de policía científica. Montan un perímetro de seguridad para que no entre nadie y no se contaminen las pruebas. Se enfundan en unos monos blancos, guantes, mascarilla y gafas especiales. Sacan fotos de todo. Recogen las pruebas -previa autorización judicial- en pinzas y las ponen en bolsitas estériles que llevan celosamente al laboratorio. Analizan todo con ordenadores de última generación y al final detienen al mayordomo y al heredero resentido pero con rasgos ezquizoides, paranoides y psicopáticos. Y cuando se celebra el juicio quedan en libertad porque el juez no tiene la seguridad de que las pruebas sean concluyentes. A comisaría a teclear el informe y vuelta a empezar.
Los expertos dicen que esto es prosperidad. Yo pienso que esto es complicarse la vida para que nos resulte más fácil vivirla. Se me antoja una segunda opinión a Kafka y a Groucho Marx a ver que dicen. Si alguien que lea esto quiere opinar sabe que también tiene licencia. No es por nada. Salud.

jueves, 7 de julio de 2011

En Vicens

Es el descendiente del primer homínido que habitó Ibiza y que emigró a Mallorca. No reune las características del Australopithecus pero sí las del homo hábilis no evolucionado. Solitario aunque socializado por voluntad propia lo que le hace inteligente. De todas las cosas que hoy puede llegar a tener una persona él sólo dispone de una mobilete -seguramente la primera que se comercializó-, el DNI y el mono azul de trabajar. Lleva incrustado el ADN de las hormigas y se comporta como ellas. Su día a día no se mide en qué bienes puede llegar a acumular ni cuales de ellos puede cambiar por el modelo mejor. Su vida no funciona así ni su mente tampoco. Es primitivo. Su capacidad diaria de competir obedece al primer escalón de la pirámide de Maslow. Cubrir necesidades básicas de comida, bebida, vestido, un sitio para dormir, sus cabras y la mobilete. Lo demás es lo de menos. Sus sentimientos se reducen a la comunicación básica y necesaria. Habla de la enfermedad y muerte de un familiar suyo con la misma naturalidad y entereza que cuando describe el parto de una de sus cabras puesto que son situaciones naturales y previsibles. En él, la base de la pirámide de Maslow coincide con la cúspide que es la autorrealización.
Cada día que pasa busca la comida que consumirán tanto él como los animales que cuida. Nada se almacena porque no hay dónde hacerlo. Es un hombre libre. Era mi vecino porque vivía colindante con mi casa, ahora es mi vecino porque vive en el mismo pueblo. Es generoso porque incluso ha llegado a darme parte de la comida que le sobra -leche de cabra por decir algo-. No corrais la voz no sea que algún científico aventajado lo recluya en un centro de estudios científicos para observarlo. En Vicens ha nacido para ser libre y vivir sin ataduras. No se le conoce edad pero rondará el medio siglo y pico, o no.  Entre el manillar y él se amontona la hierba que comeran sus cabras lo que provoca la sensación de que la mobilete se desplace sola.
Su máxima preocupación es sobrevivir el día a día. Come para vivir y vive para sobrevivir. Sus proyectos los planifica cuando se levanta. Su objetivo inmediato es la vida misma. No tiene control sobre su imagen ni sobre el qué dirán porque esto no le ayudará a vivir mejor. Su biografía se escribiría en unos párrafos. De hecho acabo de escribirla. El día que su cuerpo físico se muera dejará de formar parte de la historia y sólo quedará en la mente de los que le hemos conocido. Su vida tiene el mismo significado que nuestros antepasados de Atapuerca y anteriores. El mismo significado que los indios de la amazonía que vemos en los documentales de la dos. La diferencia es que los anteriores viven en una tribu en igualdad de condiciones y él vive solo y rodeado de una tribu urbana de la que se mantiene al margen. Esto es de tesis de Antropología y Sociología con resultado de sobresaliente. Salud.

miércoles, 6 de julio de 2011

Don Francisco

La asociación "Europa Laica" ha exigido el desmantelamiento de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caidos y que todo el recinto cubierto y alrededores se reconviertan en un lugar público y laico dedicado a fines culturales y de memoria democrática. Este último detalle es relevante por su significación. Memoria histórica sería volver al pasado con ansias de revancha y esto crearía un nuevo problema a la sociedad española y otra división como la ya vivida. Vale pues con lo de memoria democrática. El gobierno, que es quién tiene competencias en hacer una cosa de estas, ha dicho, prudentemente, que no tocará nada hasta conocer las propuestas que haga la comisión de expertos designada para buscar alternativas que lo conviertan en un lugar memorable para todas las víctimas de la guerra civil.  No tengo la seguridad, ahora mismo, de que la palabra "todas las víctimas" sea algo asumible por la falta de madurez de la ciudadanía y que realmente derive en una convivencia responsable.
Sea como fuere la decisión final y aunque sólo fuera hacer una residencia de ancianos o unos jardines de diseño hay algo que no se le escapa a nadie y es que los huesos de Don Francisco y colegas tendrán que ahuecar, o mejor, ser desalojados de donde están y alojarlos en otro sitio. En el panteón del cementerio del Pardo con sus familiares, por ejemplo. A medida que pasa el tiempo y con la aprobación de la ley de memoria histórica a Don Francisco se le ha despojado de estatuas, placas, nombres de calles y plazas, títulos, bienes inmuebles, condecoraciones y todo aquello que oliera a él mismo. La historia pide paso y quiere finiquitar una etapa vergonzosa para España y esto conlleva retirar los restos de Don Francisco que en gloria esté, que en la tierra ya estuvo y nos bastó. He leído que hay conversaciones avanzadas con sus descendientes para que se lleven sus huesos porque mientras estén donde están, donde están simboliza la victoria nacionalista frente a los putos rojillos de mierda. Todo esto me produce cierta alegría por la sensación de justícia que se respira y que ya toca.
Hay ideas para el eterno descanso de los huesos de Don Francisco. Ya he mencionado el panteón familiar donde presumo que se encontrá de coña. Hay otras alternativas y todas válidas. Una fosa común o una cuneta que tanto le gustaban en vida. Para los más frikis se me ocurre prestar sus huesos a la Dra. Brennan que junto al agente especial Booth podrían darle un buen uso y estudio. Ahora mismo toca esperar a que decidan los expertos y el gobierno. Después de esto Don Francisco, que en gloria esté, será pura historia -manipulada a veces- pero pura historia o letras escritas en un papel. Salud.   

martes, 5 de julio de 2011

Sinforoso

Es el nombre de un señor al que no conozco personalmente y ya no creo que tenga el placer. He visto su retrato y realmente es Sinforoso. La expresión de su cara le delata. Cualquiera no puede llamarse así. Creo que es un pariente de Antonio López. Su retrato comparte espacio en un lienzo con una mujer. Ellos sabrán.
El otro día estuvimos en Madrid -es capital- y nos acercamos al palacio de Villahermosa donde el maestro y genio de las artes plásticas, Antonio López, expone parte de su história profesional porque trabaja en esto. El Museo Thyssen-Bornemisza le ha reservado unas salas temporalmente. Trabajador incansable y meticuloso es este chico mayor de Tomelloso. Se nota que es manchego. Es Quijotesco. Hicimos la mañana sin apenas darnos cuenta. Eran poco más de mediodía y tocaba un tentenpié. Fuimos andando hasta el Grán Café de Gijón que queda cerca. Volví al Gijón que ya le tenía ganas.
Dentro, los habituales y nosotros. En la mesa un folleto a modo de carta de degustación con lo que puedes tomar y los euros que cuesta cada cosa. En el reverso del folleto me llamó la atención un escrito que reproduzco: "En los cien años del Grán Café de Gijón desde hoy declarado Grán Café de la historia de España por todas las ideologías, artistas, escritores, músicos, actores, bohemios y profesiones varias. El tiempo es el espacio entre nuestros recuerdos. No destruyamos nunca el tiempo y los recuerdos que viven en este recinto. Larga vida a esta Cátedra de humanidades y letras". Resulta impresionante que el Gijón obtenga cátedra y que yo esté sentado en él tomando el café de rigor. Respiramos aire cargado de história y sabiduría. Me empapé del buen hacer artístico. De tertulias y contrastes. Las fotografías de las paredes te situan.
Luego de aquí nos fuimos a la calle Tetuán, a cien metros de Sol. Se llama Casa Labra. Degustamos unas croquetas de bacalao y bacalao rebozado especialidad de la casa desde mil ochocientos sesenta. No quiero dar envídia pero estaban de muerte. Lo acompañamos con un vermouth de grifo -vermut, para los de allá-. En las servilletas hay un escrito que dice:"Estimado cliente, en el año mil nuevecientos existían mil quinientas tabernas en Madrid para una población de ochocientos cuarenta mil habitantes. Sólo en la calle Tetuán junto a Casa Labra éramos tres tabernas. Madrid nos ha premiado y la historia nos contempla. Hoy en día apenas somos una docena para dar testimonio de una cultura y una forma de vida tradicionales de esta Villa y Corte y que constituyen una grán parte de las señas de identidad de esta acogedora ciudad que es el Madrid de todos los españoles". Todo un detalle con el que te da corte limpiarte los morros.
Por la noche prodigioso montaje de "Los Miserables" que el propio Victor Hugo define de forma magistral a la condición humana cuando está sometida a necesidades extremas. Sin trabajo, sin salario, sin comida, sin cobijo, sin coraje, sin voluntad y sin autoestima. La luz del día es sombra y oscuridad y dentro de esta oscuridad cabe todo tipo de ignomínia -sensación humana de vergüenza y deshonor-. La gente se vuelve corrupta, practica la vileza con los demás y resulta odiosa en un mundo fatídico. Habrá que volver. Salud.

lunes, 4 de julio de 2011

Despilfarro

En los tiempos que corren, esto no. En tiempos de bonanza económica, esto tampoco. El dinero no se despilfarra, se invierte en cosas productivas. A modo de ejemplo he comprado unos terrenos en un pueblo de la isla. He presentado en el ayuntamiento una solicitud de licencia de obras para construir una casa. Me han informado que debo presentar un proyecto que se ajuste al Plan de Ordenación del Territorio -POT- y si es así, obtendré el permiso correspondiente. Pienso que esto está muy bien. El ayuntamiento es el que tiene las competencias y las administra. Lo lleva un funcionario que además hace otras cosas. Lo que no me cuadra es que siendo esto así de fácil tenga que existir un conseller en el Consell de Mallorca con todo un departamento detrás y cientos de funcionarios para unas competencias que no tiene. Que el Govern de la Comunidad Autónoma tenga una consellería de la vivienda con todo un departamento detrás y cientos de funcionarios para unas competencias que tampoco tiene. Por si esto no bastara, que parece que no, el Gobierno Central tiene un ministerio de la vivienda con ministro incluído y cientos de funcionarios que lo conforman para unas competencias que tampoco tiene. Un ayuntamiento con un funcionario son suficientes. ¡Me lo expliquen, plis!
Mi hijo va al colegio y estudia. Tiene mérito porque no siempre se hacen las dos cosas al mismo tiempo. La cuestión es que las competencias en educación las tiene el Govern Autonómico con tods sus correspondientes departamentos y funcionariado. Todos los proyectos curriculares de la educación los determina el conseller de turno. Cada ayuntamiento tiene un concejal de educación, el Consell Insular un conseller de ducación y el Gobierno Central un ministerio con ministro de educación. Cientos de funcionarios que supuestamente trabajan en algo de lo que no tienen competencias. ¡Me lo expliquen, plis!
La sanidad está transferida al Govern Balear y hay una consellera que dice que va a administrarla -juasjuas-. Pues se que los ayuntamientos tienen un concejal de salud, el Consell Insular una consellería de salud y el Gobierno Central tiene un ministerio y una ministra con todos los departamentos correspondientes y cientos de funcionarios que supuestamente trabajan en algo de lo que no tienen competencias. ¡Me lo expliquen, plis!
Un tipo de política que se dedica a multiplicar cargos, departamentos, funcionarios y sueldos está abocada al fracaso. Y así nos va. Y quién sea no se entera. Y mientras, los que nos vamos a sublevar, tenemos que aguantar la inconpetencia de muchos que están mantenidos por unos pocos. Esto se llama despilfarro y es un eufemismo a modo de piropo. Gastan de forma inadecuada el dinero de todos. No saben racionalizar los recursos humanos ni económmicos y esto se llama incompetencia y esto no es un eufemismo aunque sí un piropo.
Algún día esto no se podrá mantener. Lógico. Cuanto antes se venga abajo mejor para todos porque se encauzarán las cosas y empezaremos a ir bien. Si los que están no saben hacerlo y se llaman políticos que se vayan y que vengan otros que se llamen gestores y que seguramente lo sabrán hacer mejor. Y mientras que nos vuelvan a poner los sueldos y los impuestos al día. Salud.

viernes, 1 de julio de 2011

Los Miserables

Hace tiempo que les tenía ganas. Decir que me moría de ganas expresa mejor mis sentimientos. Me lo había prometido y lo voy a cumplir. No podía porque no tocaba. He aguantado de forma heroica lo que ningún animal aguantaría por instinto a la hora de salvaguardar la manada o las crías porque la descendencia es el futuro. Era un deseo entrelazado de odio, venganza, decir lo que pienso, cabreo intenso que me ha provocado un dolor en el alma intenso y duradero. Sensación de impotencia inconclusa. Desorden mental caótico que ha empañado mi existencia durante un tiempo.
Ahora siento el alivio del guerrero después de una batalla favorable. El momento importante del desahogo. Practicar la desempatía psicológica a través de la escritura, simplemente. Es inevitable, pues, que escríba a "los miserables". Grupito de malos profesionales que nunca han ejercido de tales y que han devenido a menos hasta meterse de lleno en la docencia para disimular su incompetencia. En su conjunto, sus actuaciones, han sido devastadoras. Están en el escalón más bajo de la escala de valores del sentir ignaciano y del sentido común. Las cloacas. Su actitud empobrece y embrutece lo que tendría que ser la actividad humana y más cuando ésta interactua con personas en edad de aprender una profesión. Un futuro. Forman parte de la anomalía dentro del contexto de la educación. Simbolizan el desprecio. Sólo son el subgrupo más miserable de la especie humana. Se aprovechan de la indefensión de otros con el sueldo salido de nuestros impuestos.
Justo lo contrario de los principios ignacianos que dicen representar y defender públicamente. Ni por asomo. Ni de coña. Su personalidad provocadora y su perfil primitivo les obliga a ir meando esquinas para marcar territorio. Carecen de dimensión moral y por esto tienen mi rechazo más profundo. Estos miserables no tienen futuro, son irracionales y su estrategia de supervivencia consiste en pisotear la autoestima de los educandos. He intentado encontrarles el lado bueno y ha sido como buscarle las cervicales a doña Ángela Merkel, no ha sido posible por mucho que me haya esmerado.
Su función es desarrollar facultades intelectuales y morales en una persona. Dirigir, encaminar y adoctrinar en los buenos usos y costumbres. Éste es el principal trabajo del educador. No ha sido así. Sus propios compañeros tendrían que separarlos para dignificar el gremio. Después de este escrito a modo de sentada de protesta de indignado -cacerolada incluida- me voy a coger el día libre. Me lo merezco. Ya me encuentro mejor aunque me he pasado de benévolo. Soy así. Salud.