lunes, 28 de febrero de 2011

Calleja

Erase una vez un niño enclenque, frágil, delicadito, enfermizo y atrevido. De León para más señas. Aquejado de una considerable desproporción entre su edad y su historial clínico repleto de patologías. Esto no puede ser. Él mismo llegó a la conclusión de que esto no puede ser y buscó la solución. Pensó que la misma naturaleza que lo estaba atormentando lo curaría. Se puso en ello. Excursiones. Caminatas por el campo. Acampadas y demás deportes que te inician a otros de aventura y riesgo.
Ahora es fuerte. Adicto a la naturaleza, a la aventura, al riesgo y al desafió. Es de León y tiene grán capacidad de comunicación. Es un comunicador nato. Una semisonrisa permanente en su cara. Audaz. Divertido. Natural. Contador de historias que vive en primera persona. Es entrañable y te engancha con lo que hace porque hace las cosas con pasión. Deportista sano. Le gusta chupar cámara y compartir sus experiencias para deleite de todos.
Tiene un programa en televisión los domingos por la noche. Es un programa muy bueno. El formato es el más adecuado a su forma de ser. Acciones extremas presentadas con la mayor naturalidad. El propósito es transmitir actividades reales sin complejos y con un toque de humor. Lo veo todas las semanas y no me quedo dormido. Incluso lo prefiero a la película de la semana de la primera, o al peliculón de la tres o a la película sin interrupciones de la seis. Calleja es mucho Calleja. Ha conseguido despertar desde lo más profundo de mi subconsciente la afición por el deporte de subir montañas y bajar montañas. Navegar por ríos, viajar en globo, bajar en vertical, andar por el desierto y perderse y todo lo que se presente. Tengo que matizar. Lo que ha despertado en mí es la pasión por verle afrontar sus aventuras y no quedarme dormido. Me entretiene. Es cuestión de tiempo que quiera seguir sus pasos. Pero asusta lo que hace lejos de la civilización.
El otro día quería batir el récord de viaje en globo en distancia y velocidad. En pleno vuelo por el amazonas les pilló un viento de un par de cojones que les trasladó setenta y siete kilómetros cuando el récord estaba en treinta. Se pasaron de distancia y no habían calculado un sitio para aterrizar tan lejos. Uno de los globos lo hizo sobre un árbol. El suyo se fue directamente al fondo del río negro que es el mayor afluente del amazonas. Este día subió al cielo por el récord conseguido y bajó al infierno porque casi se deja la piel a cuatro metros de profundidad y enredado con las cuerdas del mismísimo globo y sin poder salir. Unos segundos que valen una vida.
Vale Jesús Calleja que me quieras entretener. Pero sin asustar. Por un programa bueno que veo. Tengo malas experiencias con Cousteau, con Félix Rodriguez de la Fuente y otros. Diviértete seguro. Porfa. Si alguien todavía no lo ve tendrá que explicarlo. Salud.

viernes, 25 de febrero de 2011

Goya 25

Nervios. Muchos nervios. Preparativos. Alfombra. Luces. Prueba ahora. Ese sonido hay que mejorarlo. Usted, si usted, quiere salir del escenario que estamos ensayando. A ver este café. Vale. El color no me gusta. El atril un poco más al centro. Fulanito ya tendría que estar aquí. ¡Qué cojones pasa con el puto café que no llega! Eso no puede salir bien. Vamos a repetir. Esto es. Bien. Sigue así. Cambia esta cara y dale más alegría. Tu nominas y ella nombra al ganador. El Goya me lo van a dar a mí si esto sale bien. Esta escalera lleva dos días en el mismo sitio, ¿la podéis quitar, porfa? Al fin. El año que viene no contéis conmigo. Tienes que estar más relajado. Actúa con naturalidad. Bueno, qué quieres que te diga. Mañana os quiero más inspirados. Esto mas que un vestido parece un disfraz. Estos focos no me gustan. Hacemos un descanso. Necesito tomarme un te y un valium. Las fotos de los muertos tienen que pasar más rápido. Sólo cinco minutos. Esta música de ninguna manera. Algo chillaut. La gente tiene que lloriquear en silencio. Esto induce al baile. El fondo del decorado está muy cargado. Más sobrio. No. La ministra me la pones a partir de la mitad del patio de butacas. El director de la academia a su lado. Me importan un pito sus malos rollos. Mira, esto no tiene que durar más que un largometraje. Necesitamos una estatuilla para practicar. ¡ Queréis relajaros! No quiero que improvises. Di lo que está escrito. El año que viene contratáis al tal Horcajo, Horcaje, Horcaja, Horcasitas o como se llame este que presenta telemierda en intereconomía. No tiene el sentido del ridículo por lo que le va a salir de coña. Un último ensayo y lo dejamos. Insisto en que hay poca luz. No quiero pensar en los agradecimientos. Asegúrate de que todos hayan recibido la circular de que sean breves.
¡Uff. No me lo esperaba! Vaya cómo pesa. Buenoooo....Eh...gracias a mi madre por haberme traído al mundo, sin ello esto no sería posible. Joder que gilipollez. A fulanito por haber confiado en mí. Plasss, plasss, plasss. A mi marido que me está mirando. Mis hijos, un beso bien grande. Quiero compartirlo con los otros nominados. No me hago a la idea. Aviso, el caché seguirá siendo el mismo. Todo el equipo ha sido maravilloso. No quiero dejar pasar la ocasión de agradecer al de los bocatas. Trabajar con este director ha sido fácil porque te deja hacer. Trabajar con estos artistas es fácil porque saben lo que tienen que hacer. Trabajar con estos compañeros ha sido fácil. Era como estar en familia. La idea no fue mía, yo me limite a darle forma. Cuando menganita me llamo para el papel pensé, esto no va a resultar. Voy a ser breve. A los de maquillaje que han mejorado mi cutis y no se me nota el acné. Lo dedico a todos. Voy a ser sincero ¡ya era hora! A todos los que me leen las entradas. Sobretodo a los que escriben en el blog. Gracias, gracias. Sois maravillosos. De verdad. Os quiero un montón. Seguiré siendo breve. Salud.

martes, 22 de febrero de 2011

Desubicados

Hay un cierto tipo de personas que consideraríamos desclasificadas o desubicadas de su entorno y del contexto en el que les ha tocado vivir. No se han descubierto a sí mismos y están en ello pero sin suerte. No se les conoce muy bien a qué clase social pertenecen. Están formateados y reseteados y ahora mismo están pendientes de tipificar. El ex de la duquesa de Alba -Aguirre- es uno de ellos. Se ha dicho que fue un cierto tipo humano sin más. Un eterno ex. Ex jesuita sin biografía clara ni historia que contar. Ansia de héroe y ambicioso que se auto condujo al fracaso. Refugiado en la sombra de la iglesia y de una congregación de tíos con sotana y en la sombra de la duquesa. Carente de grandeza por no tener determinaciones morales firmes. Un querer ser y no saber. Un fantasma subordinado reconvertido a un ser patético. Personaje rosa y amarillo. Penoso. Ambiguo y esperpéntico. De cura mediocre a pseudo intelectual pasando por noble sin linaje. Vividor en una capa social absurda. El mismo era un absurdo.
Conozco otro jesuita desclasificado y desubicado con aires de grandeza que vive en los lodos de una sociedad de consumo. Megasport y burberrys, blackberry y twitter. O sea. Ya me entiendes. Vale. Sin ideario propio. El ideario ignaciano que por mucho que te lo expliquen nadie sabe lo que es. Nadie lo practica porque nadie lo entiende aunque todos hablan maravillas del tal ideario. Maltratado por sus propias hormonas que le hacen ser lo que no es y aparentar lo que tampoco es. Es lo que no parece ser y se comporta como lo que realmente es. Demasiados estrógenos y poca testosterona para un tío. Aunque disimuladamente, vive en la sombra del de más arriba que es el que dicta las normas y la linea a seguir. No piense, luego tendrá un cargo para hacer lo que yo le diga y lo que le salga de las pelotas -nunca mejor dicho-. Se ha apuntado al carro de la bufonería tontorrona bajo seudónimo inglés aunque bautizado en castellano. No sabe hacer otra cosa y a su edad ya no está para cambios. Es malabarista de la lengua en las dos vertientes que imagináis. Vende bondades en su entrevista de hoy mismo en un medio de comunicación escrito de la isla. Está contento porque este año se cumplen cuatrocientos cincuenta años de la fundación en Mallorca de este conglomerado de tíos con sotana. No sabe ser pero sabe aparentar. Su gasto energético no se hace en base a trabajar para la sociedad sino para uno mismo. Gusta de estar arriba para que nadie le haga sombra y no se da cuenta que está arriba porque está a la sombra de otro que le marca la agenda. Es pura ficción con tintes de resentimiento. No llega a becario. Es voluntario para lo que sea menester. Cansino y odioso. Tiene la capacidad de detener el tiempo. Cuando habla se hace eterno.
Con lo del acontecimiento del cumpleaños sería una buena ocasión para que sus mil cuatrocientos alumnos y profesores le obsequiaran con un mural modelo "La Salle" que pusiera "all with Peter". Todo un detalle. Venga que unidos podéis.
"Metafísico estás Sancho. Es que paso hambre". La transcripción actual de este pasaje del Quijote sería algo así como "Tontolaba estás Peter. Es que hace tiempo que no tomo la medicación". Es Alonsino. Salud.

lunes, 21 de febrero de 2011

Cultura gratis

"Es una lástima ver tantos libros en venta en las estanterías de las librerías. A ver si el gobierno los subvenciona y la gente se los lleva a casa para leerlos". Gracias Bisbal por la idea. Eres hiperactivo y lo sabemos todos. Incluso a mi no me molesta porque no te veo. Me consta que lo que escribiste en la red social twitter te salió del corazón. Se que lo escribiste de buena fe y para nada mal intencionado. Pero lo escribiste en la red social equivocada. Twitter es para pseudointelectuales triquismikis y con un punto de mala leche. Y resulta que tu no eres de letras. Ni de ciencias. Bueno, y como cantante, que quieres que te diga. Pues ya está. La próxima vez les mandas un sms a tus padres y punto.
Lo dicho al principio va en serio. No creo que sea de recibo tener que pagar tanto para consumir cultura. Tendría que ser gratis. En tiempos de crisis sale más a cuenta ir de tonto por la vida. Ahorras mucho. Y ahora nos lo ponen más fácil porque ya no decimos tacos. Ahora utilizamos un lenguaje coloquial mal sonante para mentes sensibles. Joder cómo cambian las cosas.
Lo cierto es que de cada vez mas se nota que la incultura está de moda. Incluso los jueces dictan sentencias éticamente reprochables y moralmente cuestionables. La del "pont des riuet" en Manacor es una de ellas. El puente es necesario, es útil, está bien construido, da un buen servicio, ahorras tiempo y dinero si lo utilizas, incluso los ecologistas en acción, que existen para incordiar, están callados, ha costado una pasta y muchas cosas mas. Bueno pues, por una pequeña denuncia, puesta por no se sabe muy bien por quién al consistorio, sus señorías del TSJB han decidido que lo tiren y, cuando todo esté en regla, que vuelvan a construir otro igual. Es que no me lo puedo creer. Es la broma de peor gusto jamás vista. En un monólogo del club de la comedia, los espectadores estarían por los suelos descojonándose de risa. Estamos en crisis. No hay dinero y los juristas nos salen con esas y los del tribunal supremo los avalan.
Y digo yo, desde lo más profundo de mi masa encefálica que funciona bien, una solución más económica sería no tocarlo, arreglar el entuerto, indemnizar al oportunista de turno, dejar sin funciones públicas al responsable y a otra cosa. No se si es peor la mala gestión de quien autorizó la construcción del puente o lo que han sentenciado sus señorías del Tribunal Superior de Justicia de Baleares. Insisto en lo de consumo de cultura gratuito para todos. Nos ahorraríamos disgustos, malentendidos y dinero. Los juristas, además de tener carrera, tienen la obligación de ser inteligentes. La realidad, por lo que se ve, es bien distinta. Que dios nos proteja de ellos. Salud.

viernes, 18 de febrero de 2011

Controversia

En algún momento de nuestra vida descubrimos que somos mortales. Que algún día nos tendremos que morir. Vale. Parece ser que no queda otro remedio. Pues vale. Entre una cosa y otra habrá que vivir la vida a tope, al máximo y lo mejor que podamos. Sin excesos. Lo jodido del asunto es no saber cuando ni de qué manera. A partir de eso uno tiene la esperanza de poder morir de viejo y cuando uno sea realmente viejo. Pero sin perder ni un punto de vitalidad, dinamismo y cordura hasta el día anterior. Sin molestar pero sin que nos molesten. Pensad que seremos viejecitos y desearemos cierta tranquilidad y cierta intimidad. Nuestro espacio vital, vaya.
Los jóvenes, por propia naturaleza, viven en constante controversia sobre su existencia. Planes de futuro. Cómo sobrevivir el presente. Las hormonas que les someten a cierta dictadura natural. El amor, la amistad, los estudios, el trabajo, las relaciones, el ocio, la convivencia, la propia existencia, la hipoteca y todas esas cosas que les quita el sueño a los adolescentes. Es normal. Todos lo hemos vivido y no pasa nada. Tener este tipo de problemas existenciales a partir de los ochenta y pico toca mucho las pelotas. No tendría que pasar pero no siempre es así.
Ahora resulta que un anciano de ochenta y tantos ha matado a su mujer y a su perro y luego se ha quitado la vida. Este es el gran interrogante de la mente humana. No se cómo se llega a esta situación. Me preocupa no saberlo y me preocupa que se pueda llegar. Como decía al principio uno entiende que cuando llegue a viejo tendrá que morir, pero que te maten o que te pegues un tiro no entra, supuestamente, en los planes de nadie. Ni siquiera en la controversia de la adolescencia o la madurez. Es una ironía que a cierta edad uno se vea desprovisto de ciertas habilidades sociales que te impiden afrontar la vida sin tirar la toalla de esta manera. Problemas existenciales cuando sólo te quedan dos páginas de tu vida para escribir o para vivir. Joder, es que no lo entiendo y me pone los pelos de punta el pensarlo. No hablo del perro porque como se corra la voz dejará de ser el mejor amigo del hombre.
El objetivo y la meta es vivir lo más dignamente posible y morir de la misma manera. Sin sobresaltos. La vida te genera ciertos problemas que intentas superar o resolver lo mejor posible y de la manera menos traumática. Lo que no te esperas es que tu pareja te mate por ser viejo. Habrá que elegir bien a la pareja. Por lo menos que tenga puntería. Salud.

jueves, 17 de febrero de 2011

Cuentista

Leo una crítica sobre un genio de la literatura. Dicen de él que domina la literatura y hace magia con ella. Es bonito este piropo y es verdad. Es provocador en su ensayo porque te hace pensar sobre cualquier cosa de la que escriba. Narrativa, novela, ensayo, columnista y demás géneros. El se define como un cuentista de la vida. Prefiere ser un artista de las letras que tener la responsabilidad de mantener la etiqueta de intelectual. Son palabras mayores para él. Pero lo es. El éxito radica en la veracidad de lo que escribe. Ha estado unos años viajando, pateando pueblos, calles y plazas y conviviendo con la gente. Tomaba notas de esas personas sabias pero sin títulos académicos que luchan por sobrevivir. Habla con ellos y recoge vivencias que plasma en el papel. Esquemas sin más que luego dará forma en su estudio de trabajar. Come cuando tiene hambre y oportunidad. Duerme cuando tiene sueño y lugar donde acostarse. Leerle ahora no tiene desperdicio.
Su estilo particular de escribir y de inspirarse ha puesto de moda el género histórico reciclado a novela. Plasma en sus libros lo que la gente le cuenta. Es pura historia. Esta historia que sólo conocen los lugareños y que desconoce el resto de la humanidad. Él moldea estas histórias y las convierte en novelas de éxito, incluso con premio. Es un hombre culto y un intelectual reconocido, pero él no quiere serlo. Huye de estos términos porque implican promocionarse en muchas cosas. Incluso en política. Opinar de muchas cosas a sabiendas de que todo el mundo estará pendiente de lo que dirás y cómo lo dirás. Esta es una responsabilidad que no le da la gana asumir y por tanto -como ya he mencionado- se define un cuentista o un artista. Cuenta cuentos y de forma ejemplar. Es así y no es el único.
Hoy, no se porque, ser artista lleva implícito ser intelectual. Nada más lejos de la realidad. Algún caso y poco más. Y al etiquetarse de intelectual hay que chupar cámara y decir cosas en forma de opinión. Ser embajador de algo de la ONU. Estar al lado de los oprimidos, de los que sufren, los necesitados y hacerse socio de la SGAE para chupar del bote con la excusa de que eres propietario intelectual de algo. En realidad, algunos de estos pseudointelectuales postmodernos sólo saben crear basura. Pero tienen el carné de la SGAE y esto da poder. Tanto como el que tiene la iglesia o más. Que ya es decir.
A estos últimos no los compra nadie porque no los lee nadie. Ni los piratean. Es difícil engañar a un buen lector. Me quedo con los primeros. Los que verdaderamente tienen histórias que contar y lo hacen con maestría, inteligencia, madurez, lucidez y polémica. Horas de lectura. Horas de escritura y horas de contrastar lo visto, oído y aprendido con el resto de los mortales. Luego de esto y desde la intimidad, se escribe lo que te sale de dentro. Como dije al principio, contar cuentos. De profesión cuentista. Salud.

viernes, 11 de febrero de 2011

Sin azúcar, gracias.

Últimamente leer la prensa resulta aburrido. Nada nuevo. Más de los mismo cada día que pasa. Pasan cosas porque la vida sigue, pero no pasa nada. Uno de los contertulios que están a mi lado, aunque no conmigo, les dice a sus amigos que eso es cosa del frío. El tópico de los más viejos del lugar. Todos los inviernos son iguales pero a ellos ya les cuesta recordar. Yo pienso que seguramente será esto. Sí. Seguro que será el frío que nos tiene aletargados. Este comentario sólo lo puede hacer alguien que vive en un mundo metafísico. Es una forma de vida cautelar. Como si las cosas no fueran con nosotros. Esto nos protege. Evitamos sufrimientos en forma de cabreos y eso es bueno. Si te tomas las cosas demasiado en serio es un sin vivir. Sólo me interesa aquello que me afecta directamente. Nada más. Con esto se consigue una felicidad relativa y a tiempo parcial. Pero mejor esto que nada.
Todo esto viene a raíz de una publicación sobre la longevidad y la felicidad. También pueden ir por separado. Hay un pueblo donde la gente vive muchos años y con salud. Llevan una vida ecológica. Son pocos y se dedican a la agricultura, la ganadería y al turismo rural. Las dos primeras actividades les ayuda a ser autónomos con la tercera. Han restaurado todo el pueblo y han puesto de moda lo del turismo con encanto. Ofrecen lo que ellos tienen. Buena comida. Senderismo. Tertulias. Callejear. Tranquilidad. Nada de cobertura de nada. Productos de la tierra, vaya. Es lo que hacen ellos y así les va. Su concepción de vivir es simple a primera vista pero complicada de entender para los que nos la hemos complicado. Ellos viven para disfrutar de la vida y pasarlo bien. Qué remedio. No como otros que nos complicamos la vida para sobrevivir.
Son libres. No tienen ataduras. Lo de cada día importa. Se afanan para quedar bien con los visitantes porque son su fuente de ingresos. Son inteligentes porque han conseguido eso sin modificar nada del pueblo, ni siquiera sus costumbres. Si vas te adaptas. Dan envidia. Te contagian. Su existencia es estética, funcional, ecológica y todas esas cosas. Te propones hacer como ellos y funciona mientras estas allí con ellos. Te vas y vuelves a complicarte la vida y a vivir permanentemente cabreado. Si es que no aprendemos. A nuestra inteligencia compleja y densa se une el frío. Será eso. Salud.

martes, 8 de febrero de 2011

Reciclado Uno

Últimamente, y a raiz de las ferias del libro,  se está criticando bastante a los escritores, que no literatos, por escribir cosas que no sabría definir sobre seres irreales y raros. Sobre temas futuristas y sin futuro. Sobre una ciencia ficción extraña y decadente que sólo gusta a los frikis. Sobre magos intemporales con capacidades ilimitadas para hacer cosas raras y con títulos extraños que nos pillan lejos de nuestra realidad y en horas bajas. Parece que esto gusta poco o nada a algunos. A mi tampoco me gusta. La narrativa está enferma o está en crisis. Es igual. También lo está el cine y demás. Ahora toca releer o jugar al ajedrez porque la creatividad actual es pobre en general. La escritura vibrante y apasionada que permite una lectura fundamental, realista, en un mundo de claroscuros, buenos y malos, de mirada complicada porque es inexpresiva, no se encuentra en los estantes de las librerías en la sección de novedades editoriales. Hay memorias, biografías autorizadas y no autorizadas y tonterías varias de autores mediocres que estarán en el olvido antes de que saquemos las bicicletas o se ponga a llover.
Nos falta tiempo y sosiego para pensar y escribir algo interesante. El lector actual demanda otro tipo de libros que no encuentra porque no se escriben y los críticos y creadores, así como las editoriales, se apresuran a explicar que ahora no toca. No se lleva. Ahora toca esto. Historias raras con títulos extravagantes. Es evidente que lo importante de lo que se escriba tendrá que provocar reflexión. Hay mucha novela fantasma que se edita como churros y que no provocan nada en el lector. Un libro se pone de moda -sin saber muy bien porqué-. Se vende bien. Lo compras y lo empiezas a leer. Lo dejas para ir a vomitar y luego lo aparcas.
Entre todo esto tenemos la suerte que de vez en cuando surgan este tipo de libros que nunca pasan de moda. Tengo entre manos uno que versa sobre la inteligencia social y colectiva. Hay que pensar de forma conjunta, aunque no igual, para complementarnos. Cuanta más inteligencia social, menos estupidez colectiva. Esto está muy bien. El pensamiento y la razón individual no sirven para resolver los problemas sociales o globales. La sociedad será más inteligente si suma. El bien común está por encima de individualismos e individualidades. Las culturas que se han autolimitado han terminado por desaparecer. Esto no es una novela. Es un tratado completo sobre sociología y antropología. Los problemas que tenemos hoy son colectivos por lo que sólo una inteligencia social o global tendrá la capacidad de resolverlos.
Esto no es fácil de entender para quién maneja y gestiona el poder. Sólo lo entenderá cuando pierda el poder y cuanto antes sea, mejor. Tenemos posibilidades y limitaciones. Explotemos las primeras para disminuir o anular las segundas. Esto es ser progresista. No estamos en condiciones de echar a perder el siglo veintiuno en lo que a letras se refiere. Aunque, de momento, estamos en ello.
Lo importante es escribir algo nuevo que salga de nuestra experiencia para darle un toque de realismo. Las vivencias son una mina de donde sacar ideas que desarrollar. O esto, o vuelta a releer a los clásicos. A los de siempre. Lo dicho. Se trata de buscar bien el libro adecuado porque si compramos el primero que nos pongan delante convertiremos -sin darnos cuenta- en best-seller algunos libros que nunca tuvieron que ser publicados. Salud

martes, 1 de febrero de 2011

Café cortado

He leído que la Junta de Andalucía ha gastado dieciocho mil euros en una "guía sobre comunicación socio ambiental con perspectiva de género". No pongáis cara de bobos porque está muy claro. Es un catálogo de palabras y frases que habrá que utilizar a partir de ahora para evitar ser o no parecer sexista, inoportuno, violento, maltratador psicológico y un largo etcétera de gilitonteces. Es un método para saber lo que hay que decir en cada momento y de la forma más correcta. Tener cualidades humanas, sociales y ambientales para con los semejantes. En resumen, es una estupidez subvencionada. Ya no se podrá decir que la tontería es patognomónico de la derecha. Manda huevos.
Para hacer boca con esta guía unos cuantos ejemplos. No diga "actor", está mal visto, diga "persona que actúa". No diga "los niños", suena a pedófilo, diga "la infancia". No diga "parado", suena a maleante y a perdedor o a vividor, diga "persona sin empleo", es más humano. No diga "andaluces", es discriminatorio, diga "pueblo andaluz", porque es integrador. En Andalucía ya no hay "futbolistas", sino, "personas que juegan al fútbol". Se trata de humanizar la vida cotidiana y evitar la violencia física y psicológica amparada en un marco socio ambiental con perspectivas. Si alguien está interesado se puede hacer con un ejemplar. Es gratuito.
Uno puede ser imbécil siempre que quiera porque no está tipificado como delito en el código penal y si además está subvencionado hasta puedes poner cara de tonto para no perder la subvención o que te la amplíen. Visto lo cual llegamos a la conclusión de que la inteligencia humana no tiene límites y converge con la memez más absoluta. Ya no soy "bloggero" con dos ges. Soy un "escribidor de ideas y pensamientos a través de la técnica de juntar letras de forma coherente y publicarlas para que las personas puedan leerlas de forma gratuita". En el trabajo no soy un "ATS-DUE", sino, "un pincha-culos cuidadoso de no hacer daño y un colocador de vendajes educado y con carrera".
No entiendo la razón básica de todos estos cambios y mis conocimientos se me antojan muy elementales para comprender tales despropósitos. Estas obsesiones con la educación de fondo, para provocar un cambio socio ambiental con perspectivas de género en las personas que viven en Andalucía podrían extenderse al resto del estado español e incluso a la comunidad europea.
Estamos, pues, ante un libro único y ante una vertiente literaria novedosa. No es un libro de texto ni una novela. Son cursiladas encadenadas y subvencionadas que algún oligofrénico descompensado y en régimen abierto a tenido a bien escribir después de haberse tomado las pastillas con mejillones y nocilla. Una vez más pienso que Kafka era tonto o reprimió todo su potencial literario por no ser el precursor de una guía de esas. Salud.