jueves, 18 de octubre de 2018

Hojas de otoño

Sueño,
 con días remotos que ya han pasado y son nostalgia.
Te sueño,
con silenciosa constancia otoñal.
Tu presencia muda,
porque escucho el mar, la lluvia y el viento.
La vida real es austera y sosegada,
como la naturaleza en otoño.
Lo caduco y lo eterno se juntan en el infinito.
Comienza la noche,
y las nubes sustituyen a la luna y las estrellas.
Las hojas,
reposarán en la tierra con las cenizas de los dioses.
Los peces y los temores,
se escapan de las redes cuando son pequeños.
Cuando llegue la última ola no habrá nadie para verla. 
Es posible que no haya última ola,
porque el mar esté en calma.
Nadie sabrá que ha pronunciado la última palabra,
porque será de noche.
El azul del cielo es la cicatriz que deja la tormenta.
La tierra huele cuando se moja,
y la madera huele cuando la cortas.
En otoño,
mi pulso se acelera cuando no encuentra una mano,
ni una mirada.
Si quiero cambiar de aires lo hago con un libro.
Regresaré a un lugar solitario,
donde el mar baña la arena blanca de la playa vacía.
Ahora que es otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.