lunes, 1 de julio de 2013

Noche silenciosa.

Una taza de café,
 sobre la mesa.
Un libro.
Letras ordenadas.
En palabras,
párrafos y páginas.
Sediento de versos
que hablen de ti.
 
Tus ojos y tu mirada.
Tu perfume a mar.
Tus labios ahora reposados.
Tu rostro
en mi tiempo.
En mi memoria.
En mi vida.
Nuestro tiempo, memoria, vida.
 
Callas.
Entiendo tu silencio.
Ganas de noche.
Que borra las sombras.
Y de luna.
De pasión y fuego.
Hasta el amanecer.
Ardiente mirada.
Sueños desterrados.
Aquí, ahora, tú.
 
Amaneciendo sudado.
Sábanas revueltas.
Sentimientos encontrados.
Furia apagada
de mar en calma.
Resplandor de sol.
Eres música y día.
Eres poesía.
Prolongación de mi.