lunes, 16 de julio de 2012

Verano y vacaciones.

Amigos mios. A día de hoy, contento y con ganas, el que suscribe anuncia que estamos en verano y está de vacaciones. Con ganas de todas esas cosas que uno tiene por costumbre en estas fechas. Qué mejor comienzo que con una buena tormenta de agua, rayos y truenos, frío y viento. Como casi siempre.
Ahora mismo estoy desconcertado. He requerido los servicios de una vidente de pago. Será un buen mes. Tendrá necesidad de erotismo a deshoras. A ratos tendrá un carácter insoportable.  Tiene que evitar enfrentamientos y mostrar su lado cariñoso. Le vendrá bien procurarse tranquilidad y descanso después de tanto agobio y estrés.  Si no tiene pareja búsquese una aventura y procure que no sea duradera porque la alineación de los astros lo desaconsejan. Si va a la playa y no sabe nadar no se meta en el agua o  procure estar junto a alquien que sepa nadar -la socorrista a ser posible-. No gaste más de la cuenta o se verá en números rojos. Salga a divertirse y verá las cosas de otra manera. Conocerá gente. Tiene que mejorar su autoestima -salir de compras-. Esto es lo que hay para este mes de Junio para los Virgo. ¡Oiga, que yo no soy Virgo. Soy Escorpio! Es igual, le hubiera dicho lo mismo. 
En estos momentos estoy cómodamente sentado en una butaca de vago. Fuera hace una tormenta que impresiona. El cielo está tan encapotado que parece de noche en pleno mediodía. Si fuera Astérix estaría en un sin vivir temeroso de que en cualquier momento el cielo pudiera caerme sobra la cabeza.
He puesto la calefacción.  Mantita sobre las piernas para disfrutar del mayor confort posible. ¡Esto son vacaciones y lo demás pamplinas! No hago nada. Estoy sin corriente como siempre que se huelen unas gotas o un rayo. Llevo una especie de vida de clausura en la que sólo cabe la meditación. Desde las cristaleras observo algún pájaro que busca cobijo a tanta agua. Descanso. Paciencia. Sosiego. Tranquilidad. Silencio roto por los truenos y el comedor que se ilumina a cada rayo que cae. El tiempo invita a la reflexión y a nada más.
Sobre la chimenea la estatua de un santo  que me lo han vendido como patrón de causas perdidas (mis vacaciones). Al lado he puesto un vaso con perejil, una palmatoria con una vela roja encendida y otro vaso de agua con hierbabuena que acabará en un mojito a la primera que esto escampe. A mi derecha y encima de un sofá he colocado una camisa de manga corta, un polo, unas bermudas, el bañador y reposando en el suelo unos mocasines naúticos y unas chanclas de playa. Esto es para ambientar el comedor en el que estoy secuestrado y motivar mi autoestima. Ha venido la luz. 
Al día siguiente. Dinamismo. Ganas. Olor a café mañanero. Bochorno. Calor. Terraza. Amigos. Charla. Tranquilidad. Fiestas patronales. Verbenas. Ferias. Puestas de sol. Playa. Lectura. Pila de libros para leer. Música. Mi libro. Refresco. Sombrilla. Sombrero. Sombra. Gafas de sol. Brisa marina. Aire puro. Descanso. Levantarse tarde. Acostarse tarde. Teatro al aire libre. Soparillo a la fresca. Tertulia. Hay que hacer algo. Pues siesta. Paseos al atardecer. Helado. Quedar. Salir. Cena de pamboli y cosas. Desconectar. Amigos. Amistades. Escribir. El frescor del embat.  Familia.  Tumbona. Mochila. Nevera. Chanclas. Protector solar. Crema hidratante. Agua fresca. Cerveza a presión. Se hace tarde. Me es igual. Mañana no trabajo. Pensar lo justo. Fotografía. Mar. Recital. Zumo natural. En Septiembre ya hablaremos del asunto. No veo la tele. Radio. Reponen. Bombillas en las terrazas. Adornos de fiestas. Es verano. Intercambio de ideas entre sorbo y sorbo. Me dan igual muchas cosas. No me interesa. Estoy de vacaciones. Estamos en verano. Mañana no puedo. Tengo fiesta. Verbena. Recital. Teatro. Salir con  amigos. Calor. Ventilador. Ventall. Rebeca. Piscina. No llevo reloj. No sé qué  hora es. Soy  intemporal en verano. Mañana estará nublado. Aprovecharé para vivir. Mañana sol y moscas. Aprovecharé para vivir. Tengo todo el verano. Esta noche saldremos. Hoy no nos movemos. Esta noche tengo invitados. Mañana estoy invitado. Andar por la arena. Refrescándome en el mar. Paella. Estoy bronceado. Me sienta bien el verano. Me siento bien en verano. Aprovechando el día. Bicicleta. Fotografiar la puesta de sol. Pues fondo de pantalla. Mirar. Pensar. Escribir. Me encanta. Es verano. Estoy de vacaciones. ¡Vaya! Acabo de joder la tecla del punto. La próxima, todo comas. El último mojito y a dormir.
Estoy en la playa. Sombrilla y toallas. Libro y música. El agua del mar en su punto. Llega un señor. Pobre hombre. Hamacas debajo del brazo izquierdo. Neverita en la mano derecha. Sombrillas en bandolera. Arrastra los pies por la arena. Su mujer le dice que cambie la cara de asco que pone. La suegra le dice que pare que padece del corazón. Los dos niños que quieren ir más lejos. Después de comer yo tengo siesta. La señora y la suegra de antes tienen siesta. El pobre señor hace castillos con los niños. Sol y moscas. Suda. Le ofrezco una cerveza. Pobre hombre. Quiere volver a la rutina, me dice. Yo también. Salud.