jueves, 18 de agosto de 2011

Chicu

Empieza a ser normal aquello de que la palabra vacaciones sea sinónimo de madrugón y no me gusta. Ni siquiera consigo acostumbrarme. A las 04:30, incluso el despertador duerme. Todo el mundo duerme. Es lo normal. Desplazamiento al otro lado de la isla. Tarjeta de embarque a las 06:00 para poder salir a las 07:00 con destino a Ciutadella. El barco no es uno cualquiera. Es la madre de todos los barcos. Butacón modelo mil posturas y antes de zarpar ya estas dormido hasta que una voz enlatada chilla por los altavoces que en cinco minutos desembarcamos en el port nou.
Obra faraónica como todas las que mandó construir en Jaume I el Mangoneador. Es innecesariamente grande. Empiezas a andar por una recta seguida de una curva y otra recta y otra curva y otra recta. A los diez minutos consigues salir de la zona portuaria. Hay que llegar al centro de la villa donde está la central de buses. Calles, plazas, rotondas y mas calles, mas plazas y mas rotondas. Sol implacable que te achicharra por el camino y empiezas a fundirte. Te sientes maltratado por la naturaleza y por la mano del hombre que no ha pensado en las sombras o en un bus lanzadera.
De camino se te abren todos los poros de tu cuerpo y por ellos empiezas a chorrear sudor, colesterol del malo y del bueno, la mala leche, el bocata que te has tomado en el barco y otras cosas que no puedo mencionar. Cuando llegas tienes que reponer de todo. El cerebro está desactivado porque está deshidratado o desecado. No hay forma humana de pensar. Miras a tu alrededor y estás solo con todos los santos que han ido bajando por el camino a cada frase anticristiana que he pronunciado.
Hay un señor sentado en un banco. Es un señor mayor, flaco y pequeño con perrito a juego, mayor, flaco y pequeño. "Chicu, baja que esto es para que se sienten las personas". Chicu baja y me siento yo. El perrito se sienta enfrente de su dueño y enfrente de mi. ¿Alguien se ha fijado en un perro sentado visto de frente? Es un acto heroico. El perro apoya el culo en el suelo de tal forma que la postura de su cuerpo queda inclinada unos cuarenta y cinco grados sobre sus patas delanteras. Esto provoca que el peso de su cuerpo no este sobre su culo sino sobre los atributos masculinos que en el caso de Chicu son un prodigio de la naturaleza. Es comprensible que los perros prefieran estar tumbados a estar sentados. Es cuestión de comodidad.
Llegas al hotel y empiezas el ritual. Refrescarse la cara y quitarse el pringue del sudor. Luego eliminación de cierto fluido corporal de forma controlada. A cierta distancia hay que esmerarse. Esto lo haces mirando de reojo la cortina de la bañera que está puesta. Soy débil y un poco cagueta por lo que al terminar retiras de un tirón la susodicha cortina no fuera cosa que detrás estuviera un tío malintencionado disfrazado de señora mayor y con un cuchillo en la mano. Que lo sé. Lo he visto y no es broma. Que te puedes dar el susto de tu vida como intente alcanzarte con el cuchillo de cocina de grandes dimensiones. Que no se te olvide cuando vayas a un hotel y entres en el baño y la cortina este puesta. Salud.

2 comentarios:

  1. Toni, antoñito para mí. Creo que esta vez estás demostrando algo de flajidez, que te estás quedando sin espresiones, que se te vé algo laight, vamos ostias, que no eres tú. No eres ese Robin Hood de los adosados (antes de los bosques, en el que creía que defendería mi bandera, mi estandarte, mi escudo, mi territorio, en fin, creo que te tengo que insultar quince días más, "pa que te espabiles colega".
    Vengo Toni, suéltate tio, se tú, y no te dejes influir ni por el "chicu" ni por el capullo del padre del "chicu". Dales fuerte....
    amen

    ResponderEliminar
  2. Sito de Joferma: este es un blog serio. Un blog básicamente literario. Aquí se escribe de todo y de todos pero con ingenio, inteligencia, madurez y sabiduría. Sabes que nos hemos metido con todo lo que se ha puesto a tiro y más. Defenderemos esto y atacaremos con furor la idiotez que practican los miserables; pero con mesura, ingenio, inteligencia, madurez y sabiduría. ¡Vas fora corda!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.