jueves, 7 de julio de 2011

En Vicens

Es el descendiente del primer homínido que habitó Ibiza y que emigró a Mallorca. No reune las características del Australopithecus pero sí las del homo hábilis no evolucionado. Solitario aunque socializado por voluntad propia lo que le hace inteligente. De todas las cosas que hoy puede llegar a tener una persona él sólo dispone de una mobilete -seguramente la primera que se comercializó-, el DNI y el mono azul de trabajar. Lleva incrustado el ADN de las hormigas y se comporta como ellas. Su día a día no se mide en qué bienes puede llegar a acumular ni cuales de ellos puede cambiar por el modelo mejor. Su vida no funciona así ni su mente tampoco. Es primitivo. Su capacidad diaria de competir obedece al primer escalón de la pirámide de Maslow. Cubrir necesidades básicas de comida, bebida, vestido, un sitio para dormir, sus cabras y la mobilete. Lo demás es lo de menos. Sus sentimientos se reducen a la comunicación básica y necesaria. Habla de la enfermedad y muerte de un familiar suyo con la misma naturalidad y entereza que cuando describe el parto de una de sus cabras puesto que son situaciones naturales y previsibles. En él, la base de la pirámide de Maslow coincide con la cúspide que es la autorrealización.
Cada día que pasa busca la comida que consumirán tanto él como los animales que cuida. Nada se almacena porque no hay dónde hacerlo. Es un hombre libre. Era mi vecino porque vivía colindante con mi casa, ahora es mi vecino porque vive en el mismo pueblo. Es generoso porque incluso ha llegado a darme parte de la comida que le sobra -leche de cabra por decir algo-. No corrais la voz no sea que algún científico aventajado lo recluya en un centro de estudios científicos para observarlo. En Vicens ha nacido para ser libre y vivir sin ataduras. No se le conoce edad pero rondará el medio siglo y pico, o no.  Entre el manillar y él se amontona la hierba que comeran sus cabras lo que provoca la sensación de que la mobilete se desplace sola.
Su máxima preocupación es sobrevivir el día a día. Come para vivir y vive para sobrevivir. Sus proyectos los planifica cuando se levanta. Su objetivo inmediato es la vida misma. No tiene control sobre su imagen ni sobre el qué dirán porque esto no le ayudará a vivir mejor. Su biografía se escribiría en unos párrafos. De hecho acabo de escribirla. El día que su cuerpo físico se muera dejará de formar parte de la historia y sólo quedará en la mente de los que le hemos conocido. Su vida tiene el mismo significado que nuestros antepasados de Atapuerca y anteriores. El mismo significado que los indios de la amazonía que vemos en los documentales de la dos. La diferencia es que los anteriores viven en una tribu en igualdad de condiciones y él vive solo y rodeado de una tribu urbana de la que se mantiene al margen. Esto es de tesis de Antropología y Sociología con resultado de sobresaliente. Salud.

2 comentarios:

  1. Vale, quan he arribat aquí ja estava cansada, el proper el comentaré millor.

    ResponderEliminar
  2. Mas te vale o te quedas sin recreo. Ojo que no te ponga un negativo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.