viernes, 3 de junio de 2011

Tenis

Sale a la pista y se dirige a su bancada con paso sosegado y mirada reflexiva. Concentrado. Se dispone a jugar y es una delicia verle. No suda. No necesita toalla. Bebe lo justo. No mordisquea plátanos y come barritas energéticas. No le hacen falta ni jugando tres horas a cinco sets. Se pasea por la pista sin correr. Parece como si desfilara por una pasarela. Viste de diseño. Impecable. Marca tendencias para el año que viene. A saber, tipo esmokin. Le da a la bola con estilo y luego se desplaza por la pista sin correr porque sabe dónde le vendrá la pelota, y la ésta viene. Utiliza las muñequeras de toalla para provocar cuando se las pasa por la cara como el pulgar en el labio del tipo del anuncio de Martini. Se sienta y no mantiene este parkinson nervioso que tienen otros al mover continuamente las piernas. Bebe un poco de agua isotónica, mira a ningún lado y espera el momento de volver a la pista. No se inmuta porque no oye nada. No se cabrea si un punto no le sale bien. No habla solo ni hace aspavientos con las manos. Si gana el punto, el juego o el set tampoco manifiesta emotividad de forma tontorrona como si le hubieran puesto un positivo en la escuela. La bola sale disparada de la raqueta. Mantiene su posición según el rival y sube a la red si se tercia para hacer una dejada antes que un mate. No pierde tiempo haciendo botar la pelotita hasta poner nervioso al contrincante o al juez de silla. Si pierde el partido, se viste, recoge sus bolsas y sale sin molestar. Se difumina y no te enteras. Si gana, agradece el apoyo al público y punto. Atento a lo que mande el protocolo. Servicial para las buenas causas y amigo de sus amigos. Es el mejor. No importa el número de la lista que le asigne la ATP. Es el mejor y lo seguirá siendo por mucho tiempo. Toda esta grandeza se multiplica cuando al otro lado de la red, el tipo que sostiene la raqueta, es un payaso. Gracias por tu técnica, tu buen juego y los momentos mágicos que nos haces pasar. Estoy hablando de Federer. Salud.

3 comentarios:

  1. Ya que hoy en día en el actual deporte de alta competición sólo cuenta ganar, sea del modo que sea, Roger Federer tiene un mérito ¡qué digo un merito, un don! El don de la excelencia, de la técnica perfecta y la cabeza de un estratega sin precedentes.
    Aunque en la actualidad Roger esta relegado al tercer cajón del ranking mundial del tenis profesional, para los nostálgicos y los amantes de la calidad siempre seguirá siendo el numero uno, el Rey.
    Si hubiese algún modo de definir su juego, se podría decir, salvando las distancias, que es un jugador de la vieja escuela, un jugador con recursos tan variados como eficientes y siempre manteniendo un depuradísimo nivel técnico.
    Por el momento, dos promesas y firmes candidatos a la élite del tenis como son Rafa Nadal y Novak Djokovic le toman la delantera, pero siendo francos, tiene un gran mérito mantenerse firme junto a los que están llamados a ser sus sucesores generacionales, dado que al ser más jóvenes cuentan con ese plus de Frescura que les aporta la edad y esas ansias de comerse el mundo.
    Para finalizar esta breve opinión, sólo cabe decir que ver a el Rey del tenis Roger Federer aguantar es sin lugar a dudas un presagio que cuando la motivación que ha perdido puesto que lo ha ganado todo, le llegue de nuevo en forma de orgullo, volveremos a verle en lo mas alto, aunque sin duda, desgraciadamente ya serán los últimos coletazos de una Legenda viva del tenis.

    (Roger el día 03/06/11 ha conseguido ganar en semifinales del Gran Slam de Roland Garros al tenista en mayor forma del año, Novak Djokovic).

    ResponderEliminar
  2. PD; A ver si la próxima entrada tiene que ver con La F1 o con el FC Barcelona...

    ResponderEliminar
  3. Vaja tio, creia que parlaves de'n Nadal, però bé, per en Federer, se pot perdonar, sap tenis i a més és tot un senyor, per tant supòs que voreu el partit de diumenge Federer.Nadal. Jo...que voleu que vos diga, vull que guanyi en Nadal...però......Vull que guanyi en NADAL!.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.