martes, 28 de junio de 2011

Lampedumtera

Hemos llegado bien, gracias. Hace un año hablaba de Formentera como la pequeña Italia. Ahora digo que Formentera es Lampedusa. Estamos en Europa, espacio de libre circulación. Llegas a Lampedumtera y los italianos residentes y casi dueños de la isla te dan un visado provisional de inmigrante residente vacacional con papeles. Son atentos. Te ofrecen una habitación patera -siempre que la hubieras reservado con mucha antelación- donde conviven dos hominidos y otros animales insectos en perfecta armonía franciscana. Los de "animation team" se desgañitan para hacerte el día agradable y joderte a la vez el día agradable que habías decidido regalarte. ¿Tiro al arco? ¡No! ¿Petanca? ¡No! ¿Agua gym? ¡No! ¿Tiro con carabina? ¡No! ¿El juego del caktail? ¡No! ¿Baile de salon junto a la piscina? ¡Que NO! Creo que son de pocas entendederas, o eso parece. Al-lora, bambinos del divertimento, ¡NO! ¿OK? Bene.
Retomo libro e intento leer y entender pero no puedo. Me embarga una emoción provocada por un subidón de adrenalina que a su vez se genera por el ruido de la música pasada de vatios que el equipo de "tejuroquetevamosadivertirpormismuertos,team" me mantiene en vilo todo el rato. Me gustaría leer, pero no puedo. Me gustaría escribir, pero no puedo. Es imposible concentrarse ni por un minuto y cuando todo parece tranquilo y crees que te puedes transponer a un nivel de conciencia más profundo -al borde del sueño- toda tu cara se tropieza con una pelota de colorines que el caprichoso viento a arrebatado a unos niños. No se puede luchar contra los elementos.
Formentera tranquila en Junio ¡y un huevo! Por las noches es distinto. Hay un murmullo ambiental mezcla de habladurías, música chillout y demás sonidos ambientales que se funden en un ruidito de fondo que no molesta porque, entre otras cosas, vas a buscarlo, lo deseas, lo esperas. Se dá. Y pues muy bien.
La vestimenta acorde con el tiempo, la moda y lo que tengas a mano en ese momento. De día bañador, camiseta, gafas de sol, gorra o sombrero y chancletas. De noche blusita y jersey de lana, camisa manga larga, pañuelo por el cuello no vayas a coger una faringitis, gafas de sol, gorra o sombrero y botas hasta las rodillas o chancletas. En una mano el bolso o el Aifon.4G y en la otra el casco de la moto. Recorrer chiringuitos playeros para degustar paellas, puestas de sol fallidas o no, deambular por los puestos de venta ambulante para comprar los complementos necesarios y accesorios pertinentes para ser uno de ellos. Tienes que ser uno de ellos. Mojitos -en plural- y a dormir que mañana será otro día por el que habrá que luchar para sobrevivir. Salud.

2 comentarios:

  1. Molt bé, ja heu tornat, a la tranquil.litat de la roqueta i és que sembla que si vols això tan preuat, tranquil.litat, sols aquí la trobaràs, on? cerca, hi és. Però, no és lamperusa o lo que li vulguis dir. Bé, benvinguts! i ara a disfrutar de la resta de les vacances. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me quedan veinticuatro horas justas.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.