viernes, 7 de enero de 2011

La pirata Sinde

¿Los Reyes Magos? bién, gracias. Me han traido cultura en forma de libro y sin piratear. No ha sido un buen año para la ministra de cultura. De hecho, pensando un poco, no se muy bien a qué se dedica una ministra de cultura. No tengo datos, pero tampoco me interesan. Desconozco el presupuesto que maneja este ministerio y en qué lo gasta. Cuando busco información, porque esto sí me interesa, sobre las funciones que se atribuyen a este ministerio de cultura sólo encuentro ideas desarticuladas, difuminadas, poco o nada realistas y con una imagen preocupante de esta cartera.
Digo todo esto porque he seguido con cierto interés la famosa "ley Sinde" (ley Sinde-scargas para los amigos) que en paz descanse o mejor sería decir, que los internautas tengan en su gloria. Vaya por delante que respeto mucho la idea de la propiedad intelectual. No se puede robar a quién crea. Si a los creadores de cualquier disciplina que precise la creación desde la soledad, el tiempo de dedicación, el esfuerzo personal y todo eso que implica el binomio "arte y crear", se les roba dejarán de crear.
Apoyo para que la gente pague por un buen libro, un buen CD de música o una buena película y muchas otras cosas más. Dicho lo cual, añado. No me gusta que me roben a mí. ¿Vale?. Pues vale. Y me roban por partida triple. Primero me hacen pagar un canon digital o multa por piratear sin comprobar ni demostrar que esto es así, con todo aquello que soporte material informático. En segundo lugar por gravar el arte y la creación con un IVA de estos que provocan diarrea, enfado, cabreo y todas esas mandangas que te hacen subir el colesterol malo y la tensión. Tercero, porque no me da la gana pagar un CD de "els pets" a precio de mariscada, ni un libro de un juntaletras en estado ebrio a precio de vacaciones en el caribe, ni una peli de bajo coste a un precio de superproducción. Mas bien, en ocasiones, tendría que ser recompensado como damnificado.
Es complejo y lo se. No es fácil manejar este asunto y tambien lo se. Es un problema de difícil solución y lo reconozco. No creo que pudiera asumir este reto y soy consciente. Pero es lo que hay. Propongo, no obstante y para que no se diga que sólo critíco y no aporto posibles soluciones, que se retire el IVA a toda creación u obra de arte. Que se retire el canon digital. Y por último que desaparezcan los intermediarios que engordan el precio final y sus cuentas corrientes.
Los creadores están molestos con los políticos por anteponer su interés electoral a su interés cultural. No pienso canalizar ninguna tendencia. Las grandes editoriales, discográficas y las grandes industrias de cine se aprovechan de precios abusivos y no quieren ver que perjudican al creador El estado grava con un canon y con un iva de lujo y tampoco ven que perjudican al creador. Es escandaloso lo que ocurre. Sólo desde un buen consenso entre políticos y las industrias amén de los mismisimos creadores puede solucionarse este embrollo. Pagar lo justo por lo que se consume. Vendan productos por internet a precio de lo que realmente vale y compraremos. Si la ministra no sabe solucionarlo que lo deje. Queremos pagar un precio justo y razonable, simplemente. No es mucho pedir. Un sabio en la materia ha asegurado que pase lo que pase siempre hay un ganador que se llama telefónica que te cobra por el adsl te descargues pagando, pirateando o no descargando. Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.