martes, 27 de julio de 2010

Formentera I

Nunca antes había estado. Formentera tierra de lagartijas e italianos. El último paraiso de playas y calas -de vírgenes nada-. Viaje vacacional y por tanto estresante como todos. Trasnochada para preparar maletas y cosas. Madrugón para taxi a las 06:15 h. Estación marítima de Palma a las 07:00h. Cola inmensa para tarjeta de embarque. Nos toca. Sta. mona con sonrisa de oreja a oreja y cara de pareado: os voy a joder las vacaciones, cabrones.
- Necesito la hoja de su propiedad en la cual ha imprimido con su impresora y su tinta y su electricidad la reserva con el número de localizador. Además la hoja de su propiedad en la cual Ud. ha imprimido los DNI con su impresora, su tinta y su electricidad. Y necesito los DNI originales, por favor.
- ¿Fotocopias de los DNI y del localizador? Pensé que esto ya no se llevaba.
- Nosotros sí. Tenemos un sistema operativo informático de primera generación -de los primeros en salir al mercado- parecido a los que utilizaron en el Apolo XIII cuando aquella famosa frase que decía con voz helada y profesional algo así como "Jiuston, Jiuston tenemos un puto problema de cojones. Esto no va, seguiré aporreando el portátil una vez más y si no se soluciona nos quedaremos dándo vueltas hasta la eternidad". No me acuerdo muy bien porque ha pasado mucho tiempo.
Conseguida la tarjeta de embarque subimos un piso y pasamos un control de seguridad de estos de película de Ozores pero con escaner y todo.
- Tarjeta de embarque y DNI, por favor.
Nos dirigimos por la pasarela hasta la puerta del barco y nos recibe el portero con una sonrisa de oreja a oreja.
¡Buenos días! Tarjeta de embarque y DNI, por favor.
A ver. En la pasarela no hay nadie más, sólo nosotros. Los seguratas del control y los de la puerta del barco se ven porque hay 25 metros o menos. Por el camino nosotros no nos hemos cambiado por otros porque no se puede, no hemos cambiado el domicilio, no hemos cambiado la nacionalidad ni el sexo. ¡Somos los mismos! Es igual. Es perder el tiempo y ponerte nervioso para nada. No se puede luchar contra los elementos ni los idiotas.
Pod-si-aaso-e-ones-e-DNI-en-os-orros-on-os-abios-ien-prietos-paa-que-no-e-aiga-y-asin-a-o-ienes-a-ano-ara-otra-ez. Travesía tranquila con el mar en calma chicha y sol y moscas hasta Ibiza.
Vamos a coger el buque bus para formentera y al sacar el billete se oye una voz que dice: fotocopias del DNI y los DNI originales, por favor. Joder xD, no me lo puedo creer. Esto no es posible. Si es posible.
Llegas al hotel y muy amablemente el recepcionista te ofrece una copita de zumo fresquito con una mano y con la otra te pide el DNI, por favor. Mecaguendena, cristo bendito. Hay que cambiar el sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.