viernes, 14 de mayo de 2010

C.I. > 5

Uno se pregunta a veces si el Homo Sapiens ha evolucionado realmente y en qué. En inteligencia es evidente que algunos sí. En arte como expresión cultural creativa, también. En tecnología útil sin duda, e imprescindible a día de hoy. Ojo que el talento no guarda relación con el tamaño del cerebro.
¿Pero todos hemos evolucionado de la misma manera? Afirmo que no. Hay personas que hoy por hoy se encuentran en fases o momentos anteriores al Australopithecus. No es coña, mas bien es preocupante. Hay algún ser humano contemporaneo que cuando muera debería ser enterrado en Atapuerca para deleite de los científicos especialistas en teorías evolutivas. ¿Qué dónde puedes encontrar un Homo Sapiens contemporaneo, vivo y no evolucionado?, pues realizando tareas de seguridad en el aeropuerto de Girona. No se cual es su nombre pero se a qué estímulos reacciona.
Llegas al aeropuerto para pasar el preceptivo control de seguridad conocido como el síndrome del 11S. Pones la maleta sobre la cinta del escaner. Se escanea y cuando te acercas para cogerla miras de reojo al vigilante de seguridad encargado de ver por la pantalla de su monitor lo que tu llevas en el equipaje y observas que hace una cutrilla señal al segurata que está en la retaguardia (como cuando juegas al truc). Algo pasaaaaaa. Efectivamente.
- ¿Esta maleta es suya?
- Sí.
- Lleva un envase de cristal con líquido y no lo puede pasar.
- No, no hay ningún envase de cristal. Lo más parecido podría ser un kilo de arroz bomba envasado al vacío y comprado en el municipio de Pals.
- No. Aquí dentro hay un envase de cristal grande y está prohibido embarcarlo.
Insisto que dentro de la maleta no hay nada de lo que afirma haber visto su compañero por el escaner.
El segurata en cuestión deja de hablar y mientras me mira pone la misma cara de mala leche que Demi Moore en "La teniente O'Neil" cuando Viggo Montersen espera cabreado que le suplique que la deje marchar...calma tensa...y cuando Demi O'Neil está tumbada en el suelo medio inconsciente...de repente levanta su rapada cabeza y apretando los dientes suelta aquella famosa frase de ¡suck my dickk...sir! Este segurata me dice esto con su mirada y lo se porque lo leí en sus ojos, pero sin lo de sir al final.
Cuando ha comprobado que le decimos la verdad y que él esta equivocado, simplemente da media vuelta y se va mientras nos dice:
- Pueden irse.
Liberas un exceso de adrenalina, serotonina, dopamina y toda la pesca esta que te provoca un sudor frio. Respira hondooooo. Espiraaaaa. Vale. Ahora hay que dedicar todos los esfuerzos en volver a montar la maleta, porque volamos con Ryanair y te acojona sólo de pensar que tu equipaje sea el agraciado en tener que pasar la prueba del cubo de las medidas.
Cuando íbamos a embarcar me giré para ver al energúmeno en cuestión. Nos daba la espalda y pude leer en su camisa gris "Seguridad de Aeropuerto", y abajo dentro de un recuadro y de color amarillo -- C.I.>5 --. Enseguida lo entendí todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.